Colectiveros se suman al paro del 10

La huelga nacional de las centrales obreras opositoras tendrá en Mendoza la adhesión de sindicatos estratégicos como Sipemom, Camioneros y Estaciones de Servicio, pero el rechazo de la UOM, Luz y Fuerza, Petroleros y Alimentación. La CGT local hace equilibrio.
Todo indica que en Mendoza el paro nacional del próximo 10 de abril alcanzará niveles de contundencia, pero no será generalizado ni tendrá el acompañamiento pleno de la CGT.

Es que, por un lado, la huelga dispuesta por las tres centrales obreras opositoras (CGT Moyano, CGT Barrionuevo y CTA Micheli) incluirá en nuestra provincia a los gremios estratégicos de Sipemom (micros y ómnibus), Camioneros, Estaciones de Servicio, ATE y Ampros lo que asegura un alto nivel de parálisis en la actividad.

Ese día en el sector de la Salud coincidirán la segunda jornada de un plan de lucha por 72 horas y la medida de fuerza nacional.

Pero por otro lado, no harán huelga los gremios de la CGT Caló ni de la CTA Yazky (más cercanos al gobierno) lo que dejará fuera de la medida de fuerza a los metalúrgicos, Luz y Fuerza y Petroleros Privados.

Por su parte el CEC, otro gremio estratégico por su magnitud, se muestra más cercano al sector no huelguista de la central obrera mendocina.

Aunque claro que muchas de las actividades cuyos gremios no se sumarán a la protesta, igual seguramente se verán afectadas por el paro de colectivos, que dejará a pie a muchos trabajadores y estudiantes.

La central obrera local está conformada por gremios alineados a diferentes sectores a nivel nacional y -hasta el momento- ha priorizado la unidad orgánica local por sobre las diferencias entre sus conducciones nacionales.

"Póngale la firma que el 10 vamos al paro", confirmó a este diario el titular de Sipemom y de la CGT local, Rodolfo Calcagni. "No estamos de acuerdo con el paro del 10", ratificó por su parte el secretario general de la UOM y titular adjunto de la CGT local, Luis Márquez.

La diferencia entre las dos principales figuras de la CGT mendocina pone en evidencia una vez más la composición heterogénea de la conducción local.

Desde ambos sectores se ratifica la necesidad de preservar la coexistencia. "No queremos que se rompa la unidad en la provincia", manifestó el secretario general de Estaciones de Servicio y gremial de la central obrera mendocina, José Scoda.

Los titulares de los gremios que propician la medida de fuerza que se realizará dentro de una semana se reunirán mañana en el sindicato de Canillitas. Se aguarda la presencia -además de Micros y Ómnibus, Camioneros y Estaciones de Servicio- de Judiciales Federales, Viales y UTA (además del local, canillitas) y un pronunciamiento en favor del paro.

En tanto en el sector que rechaza el paro se suman Alimentación, Farmacia, Sadop, Frutas Frescas y Televisión a los metalúrgicos, petroleros privados y Sanidad y mantienen buenos vínculos con los mercantiles.

En la CGT la definición de un paro general se adopta en un plenario de secretarios generales de los gremios integrantes, por mayoría simple. La práctica establece que la minoría termine aceptando el voto de la mayoría.

En el caso de la central obrera mendocina y frente al paro del próximo 10, ambos sectores contemplan la posibilidad de que se convoque a un plenario de secretarios generales pero nadie se imagina contradiciendo a su conducción nacional por una votación local.

Por lo tanto es altamente probable que no se llegue a una votación en un plenario de secretarios generales que pondría al borde de la quiebra a la CGT mendocina.

Ante este panorama, en las dirigencias de los gremios de ambos sectores se contempla la posibilidad de evitar un pronunciamiento como central obrera y declarar la ?libertad de acción' para los gremios que la integran, con lo que quedarían habilitados tanto la adhesión como el rechazo.

Los escarceos previos al paro entre los sindicatos se desarrollan a cinco meses del próximo realineamiento interno en la CGT. Es que en agosto se deberá elegir la nueva conducción que remplazará a la que encabezan Calcagni y Márquez.

Comentá la nota