La CGT comenzó a definir su unificación con un fuerte rechazo a un paro nacional

La CGT comenzó a definir su unificación con un fuerte rechazo a un paro nacional

Se reunieron en La Plata. “No es fácil de armar una CGT única”, dijo Caló.

Con la estrategia de comenzar el camino de la unificación, distintos representantes de la CGT realizaron un acto en La Plata en donde dejaron en claro que no habrá medida de fuerza en rechazo al veto de Mauricio Macri a la ley antidespidos.

"Vetar una ley es facultad del Presidente de la Nación, lo marca la Constitución. Si algún día hacemos paro es porque hay muchos despidos, pero no porque se vetó una ley", dijo el metalúrgico, Antonio Caló.

La cita fue en el camping de UPCN, al sur de la capital provincial. Allí, el anfitrión fue Carlos Quintana. El faltazo fue del camionero Hugo Moyano, aunque en la previa confirmaban su presencia.

Antonio Caló apostó a priorizar la unidad de las tres centrales obreras por sobre cualquier otra cuestión, buscando dejar de lado los reclamos por un paro nacional como rechazo al veto, banderas que levantan las dos vertientes de la CTA que conducen Hugo Yasky y Pablo Micelli.

"El 22 de junio va a haber una CGT normalizada, una CGT única. Todavía no hay candidatos, hay que esperar, no es fácil de armar una CGT única después de que hubo tres. Vamos a elegir el mejor entre todos, armando la mejor conducción que podemos tener en estos tiempos que estamos atravesando", dijo Caló.

"Lo que nos une a todos los dirigentes gremiales es que tenemos que dejar de lado actitudes personales, porque la gente común, de trabajo, nos pide lo mismo por la calle, entonces nosotros tenemos que ser inteligentes y darles la oportunidad a otros dirigentes nuevos que tengan la misma ideología nuestra", continuó, en ese sentido.

Así, los líderes sindicales confirmaron que el 3 de junio, en la sede de Azopardo, se reunirá el Comité Central Confederal, como paso previo al congreso que el 22 de agosto elegirá un nuevo consejo directivo.

La reunión de hoy servirá como antesala del conclave pautado para el próximo jueves en la sede nacional de la UPCN, ubicada en el metropolitano barrio de Monserrat.

Del encuentro participarán los titulares de las CGT Alsina, Azopardo y Azul y Blanca. Y, según trascendió, quienes están en duda son los dirigentes del Movimiento Acción Sindical Argentino (MASA), que conduce el taxista Omar Viviani.

Durante las deliberaciones para avanzar en la reunificación, que se concretará el 3 de octubre y para lo cual habría que convocar al proceso de renovación en agosto, se debatirá la composición de la futura conducción de la CGT.

En el seno de las centrales obreras existen diferentes puntos de vista sobre ello, porque hay quienes pretenden que haya un sólo secretario general, otros se inclinan por un triunvirato y algunos apuestan a un quinteto de secretarios generales para dar contención a todos los sectores.

Históricamente la puja interna por conducir la CGT se circunscribía a los gremios industriales y a los grandes sindicatos de servicios, pero luego se sumaron en las decisiones el sector de los independientes.

Comentá la nota