Comercio y gremio hicieron las paces

Gremialistas y comerciantes firmaron la paz. Las autoridades de la Cámara de Comercio e Industria de Salta recibieron ayer al titular del sindicato de Empleados de Comercio, César Guerrero, y aclararon los hechos ocurridos el lunes pasado. Se comprometieron a trabajar juntos contra el avance del comercio ilegal.

La Cámara de Comercio de Salta fue sede de la reunión donde las partes se acercaron.

El presidente de la institución, Daniel Betzel, recibió al secretario general del Sindicato en su casa; Guerrero se disculpó por los hechos que acontecieron durante la jornada del 26, Día del Empleado de Comercio.

Ese día, un grupo de gremialistas protagonizó hechos de violencia contra comerciantes que abrieron las puertas de sus negocios, a pesar del feriado. Lo hicieron porque, a pesar del descanso, la ley los habilita.

Guerrero pidió disculpas a los comerciantes y aclaró cada una de las situaciones que generaron polémica y tensión con los afiliados de la Cámara. “Nunca hubo patoterismo, ni vandalismo ni nada de lo que por ahí se dijo”, aclaró Guerrero a El Tribuno. A pesar de ello, se sabe que en la reunión el gremialista admitió que “en algún punto las cosas se les salieron de las manos”.

Objetivo común

Restablecidas las relaciones, las partes se comprometieron a trabajar juntos y de manera comprometida para erradicar el comercio ilegal.

Uno de los próximos objetivos que se plantearon es lograr que la Cámara de Senadores dé media sanción al proyecto que promueve legalizar las ferias no convencionales. El proyecto contempla la regulación de las ferias americanas y los mercados de pulgas.

Esta semana la iniciativa legislativa obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Si los senadores provinciales lo aprueban, será la primera ley provincial que se dicta en contra del comercio ilegal.

Comentá la nota