En Comercio triunfó Ávila con casi el 53 % de apoyo

En Comercio triunfó Ávila con casi el 53 % de apoyo

Hubo incidentes en la mañana que terminaron con 5 dirigentes demorados en la Policía local.

Un veterano dirigente de la lucha gremial y política, Raúl Ávila (70), consiguió anoche el 53,3 % de respaldo en las elecciones del Sindicato de Empleados de Comercio, lo que le permitirá continuar por 4 años más y completar su cuarto mandato consecutivo al frente de uno de los sectores más fuertes del ámbito privado. En segundo lugar quedó Rolando Castro con el 25,4 % de apoyo, seguido de cerca por José Gremoliche, que cosechó el 21,3 % de los votos. Este fue el resultado final de una larga jornada que había arrancado por la mañana con algunos incidentes con mercantiles bonaerenses que habían llegado para respaldar al postulante oficialista y que terminaron demorados hasta anoche en los calabozos de la Policía de San Juan. El apoyo que obtuvo Ávila fue apenas menor al que había recogido en 2012, cuando logró un respaldo del 54 % frente a Castro, su único rival en aquella contienda electoral.

La cita en las urnas fue el corolario de una aguerrida campaña en la que los 3 candidatos tuvieron fuertes cruces. Y fue por eso que anoche Ávila, apenas conocido los resultados que lo confirmaban en el puesto salió a decir que “les pido a los opositores que depongan las actitudes negativas porque los empleados de comercio necesitan otra cosa”. Castro, su principal contrincante, reconoció su derrota y manifestó que “la gente eligió otro modelo y lo respetamos. Y quiero agradecer a la gente que nos acompañó el esfuerzo realizado”. El acto comicial había arrancado a las 8 con un total de 18 urnas dispuestas en la sede sindical de la calle General Acha 67 Sur, de las cuales 4 estaban reservadas por los jubilados. En condiciones de elegir la nueva conducción había 3.700 afiliados, apenas un 28,5 % de los 13.000 empleados que se estima que trabajan en el comercio sanjuanino.

Un número tan bajo reflejó también que hay muchos trabajadores en negro en el sector, tal cual lo ha venido denunciando el gremio en repetidas oportunidades. Pero hubo un incidente que rompió por un buen rato la calma, cuando efectivos policiales reconocieron a un grupo ajeno al sindicato local que estaba en el interior del edificio.

Y fue cuando les pidieron a sus integrantes que se identificaran que comenzaron los forcejeos que terminaron con 5 mercantiles bonaerenses demorados en la Policía y que recién fueron liberados anoche. Según fuentes policiales, se trataría de hinchas de Boca y Morón que fueron apresados por varias horas por averiguación de antecedentes. Después, la jornada siguió con calma y a las 20, el horario determinado para la finalización del comicio, la gente comenzó a concentrarse frente a la sede gremial, mientras en el interior comenzaba el recuento provisorio, que arrojó 1.238 votos para Ávila (53,3 %) 590 votos para Castro (25,4 %) y 494 para Gremoliche (21,3 %). Además hubo 12 votos impugnados, según dio a conocer la Junta Electoral.

Los 2.334 sufragios en las urnas significa que concurrió a votar un 63,1 % de los afiliados. Cuando ya los primeros resultados insinuaban el triunfo de Ávila, quien también es el delegado en San Juan de la obra social Osecac, comenzaron los cánticos de “el chancho no se va, el chancho no se va”, tal como le dicen al gremialista. Y después vinieron los papelitos, las bombas de estruendo y las bengalas, ya en la calle General Acha. Y hasta una gran bandera con los colores de la lista ganadora, rojo, amarillo, verde y blanco, fue desplegada por los seguidores del dirigente, que proviene de las filas del justicialismo y que en el período pasado ocupó una banca en la Legislatura provincial. Cuando, al final, Ávila le habló a la militancia, desde un trailer situado en la calle, le agradeció en particular a Mirna Moral, quien lo acompañará como secretaria general adjunta.

Comentá la nota