"Como están hoy las cosas, las clases no van a comenzar"

"Como están hoy las cosas, las clases no van a comenzar"
Lo aseguró Roberto Baradel, jefe del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires. Pidió una "propuesta formal" al gobierno bonaerense.
El titular del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, advirtió que, "como están hoy las cosas" con las paritarias de docentes "las clases no van a comenzar en tiempo y forma" y pidió a la administración del gobernador Daniel Scioli "que haga una propuesta formal" de aumento salarial.

En este sentido, señaló que "si el Gobierno no hace una propuesta, se achican los márgenes para un acuerdo y eso abre las puertas de un conflicto", y reiteró que rechazan el techo de aumento del 25 por ciento que reclamaron algunas provincias.

Baradel adelantó que el lunes van a definir qué día de la semana que viene se van a reunir con los representantes del gobierno de Scioli para avanzar en la discusión salarial.

Luego de que la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB) advirtió ayer que no comenzarán las clases si el gobierno bonaerense "no da respuesta" al pedido de incremento salarial, Baradel sentenció que "como están las cosas, las clases no van a empezar en tiempo y forma".

Asimismo, explicó que la discusión hoy está centrada "en cuestiones técnicas", pero, hasta el momento, no han recibido una propuesta formal de incremento por parte del gobierno bonaerense.

"El Gobierno espera un compás de espera hasta que la paritaria nacional no establezca un piso", explicó el líder de SUTEBA en diálogo con radio América, quien además adelantó que su gremio quiere "una equiparación con la región centro del país, en la que el salario de Buenos Aires es el más bajo".

Ayer, luego de un congreso extraordinario realizado en La Plata, la presidenta de la FEB, Mirta Petrocini, aseguró que "los educadores están en pie de lucha y no podemos descartar que, de acuerdo al desarrollo de las negociaciones, el plan de lucha se profundice".

"Habíamos adelantado que el malestar de los docentes es muy profundo y hoy, los representantes de todos los distritos definieron una medida en consecuencia", sostuvo la representante gremial al término de la reunión.

En el resto de las provincias, los gremios docentes realizan reuniones y siguen movilizados a la espera de la definición de la paritaria federal, que condiciona el resto de las negociaciones.

El jueves, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) volvió a exigir al gobierno la "convocatoria formal" a la paritaria nacional y rechazó tanto la imposición de topes para la negociación como la fijación de aumentos por decreto.

En tanto, los cuatro gremios enrolados en la CGT oficialista -UDA, SADOP, AMET y CEA- mantienen una postural similar y exigen un sueldo de 5.500 pesos para el docente que se recién se inicia, cifra que implica un 61 por ciento de aumento.

Comentá la nota