En Comodoro se siente el paro de la UTA

En Comodoro se siente el paro de la UTA
El gremio solicita la apertura de las negociaciones paritarias, que debieron iniciarse en enero. En Buenos Aires seguían al cierre de esta edición las negociaciones con la intervención de funcionarios nacionales. Las cámaras del sector dicen que no pueden otorgar el aumento salarial del 23% pretendido por el sindicato de choferes.

Los pasajeros que pretendían viajar ayer vivieron un día más de incertidumbre en la terminal de Comodoro Rivadavia y en el resto del país. Es que las negociaciones entre las empresas de transporte y el gremio de la UTA (Unión Tranviaria Automotor) no llegaron a buen puerto en Buenos Aires, pese a la intervención del gobierno nacional.

Los referentes sindicales en Comodoro Rivadavia esperaron toda la tarde comunicación con sus dirigentes a nivel nacional, aunque siempre la respuesta del otro lado del teléfono era que sostengan la medida de fuerza. Así los choferes no conducen a ningún lugar que sea más de 120 kilómetros de distancia.

El reclamo de la UTA es la apertura de las negociaciones paritarias, que debieron iniciarse en enero. En ese marco, la discusión es un 23% de incremento salarial. Un condimento extra fue el anuncio de algunas empresas de implementar el “monocomando”, es decir un solo chofer por unidad.

Esa propuesta fue tildada por el gremio como una imprudencia porque los viajes de larga distancia requieren del recambio de conductores necesariamente. Por otro lado, la organización sindical consideró que la idea central de las empresas es reducir los costos con el despido de personal.

Hoy comienza la tercera jornada de medida de fuerza que arrancó el jueves a las 14. En tanto que en Buenos Aires el gremio que lidera a nivel nacional Roberto Fernández mantenía encuentros con la CELADI (Cámara Empresaria de Larga Distancia). Tanto esa entidad como la AAETA (Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor) argumentaron que el sector atraviesa una “crisis profunda” que les impide afrontar un aumento salarial.

Desde las 14 del jueves los choferes decidieron no conducir desde las terminales a cualquier destino del país. En Comodoro Rivadavia, hasta la gente que venía por unas horas para realizar trámites de localidades cercanas como Sarmiento quedó varada. Es que todos los colectivos que hacen recorridos de larga distancia están parados.

El concepto de larga distancia se aplica a aquellos que hacen viajes superiores a 120 kilómetros desde el lugar de partida. Así, Sarmiento está a 144 kilómetros y en la terminal de Comodoro Rivadavia fueron varios los pasajeros que decidieron o esperar ahí o buscar una alternativa (remis, un familiar o amigo).

Las empresas siguen recibiendo llamados de consulta, pero la respuesta es que el paro les impide programar nuevos viajes y no saben cuándo saldrán los que quedaron estancados desde el jueves último.

Comentá la nota