Por la competencia desleal, remiseros amenazan con volver a las protestas

Por la competencia desleal, remiseros amenazan con volver a las protestas
Reclaman al Ejecutivo Municipal la toma de decisiones firmes para terminar con el problema. Tampoco tuvieron una respuesta al pedido de aumento de la tarifa realizado el mes pasado.
Publicado el 20/10/2012 - Sin una respuesta concreta al pedido de aumento de la tarifa, ni con acciones concretas contra la competencia desleal, los propietarios de remises habilitados de distintas empresas retomaron las conversaciones en esta semana ‘con la firme decisión de conseguir resultados a corto plazo’. ‘De otra forma vamos a terminar otra vez manifestándonos por las calles’, advirtieron.

La tensión fue en aumento a partir de mediados del mes pasado, luego de que el Sindicato de Taxistas -por un lado- y los propietarios de vehículos y los titulares de las remiserías locales presentaran sendos pedidos ante el Concejo Deliberante para solicitar una suba de la bajada de bandera.

Pero fue el silencio de las autoridades lo que hizo subir la temperatura, además de la presencia de los llamados ‘remises truchos’ por toda la ciudad, además de vehículos de alquiler de empresas capitalinas que ingresan a esta ciudad para trabajar.

‘Nosotros estamos todo el día en las calles y vemos cuál es la realidad, y podemos ver que cada vez hay más autos de color que trabajan como remises, que muchos salen con un cartel imantado y con eso ya puede trabajar como cualquier auto habilitado y nadie le dice nada. También vemos cómo remises con habilitación en la capital recorren punta a punta La Banda, levantan pasajeros y nunca son multados. Esa competencia desleal es todavía más perjudicial que negarnos el aumento de la tarifa’, sentenció Ricardo Reyna, quien trabaja con su propio vehículo desde hace tiempo.

Según los prestadores del servicio, los operativos de Tránsito de la Municipalidad tuvieron efectividad las semanas siguientes a las últimas manifestaciones, cuando cientos de choferes salieron a las calles para realizar este mismo reclamo.

‘Aquella vez -a mediados de abril de este año- aceptamos que muchos de los que trabajamos en esto no estábamos en regla porque los modelos de los vehículos superaban lo permitido por ordenanza, pero nos comprometimos a ponernos en regla. A cambio, la municipalidad prometió hacer todo lo necesario para terminar con los truchos, pero eso nunca pasó. Hoy tenemos más problemas que antes’, sentenció Raúl Paz, otro de los afectados.

Los remiseros afirmaron que muchos habían iniciado las gestiones para renovar las unidades y tramitar la habilitación, pero al poco tiempo cambiaron de opinión. ‘Salían a la calle y veían cada vez más vehículos de color trabajando con carteles de empresas, algunas locales y otras de Santiago. Entonces, pensaron: ‘¿Para qué vamos a invertir en un auto nuevo si otros trabajan con modelos mucho más viejos y nadie los molesta?’’, reprocharon.

Claudio Bolañez, otro de los propietarios habilitados, consideró que ya es tiempo de que las autoridades municipales tomen las medidas que correspondan, y remarcaron que ‘no debe haber contemplaciones para quienes no están en regla’. ‘Es sencillo, el trucho no puede circular, y de esa forma no hace falta aumentar la tarifa, porque el mercado va a ser más rentable. Pero para eso hace falta tomar la decisión’, remarcó.

Comentá la nota