Complicado panorama para los municipios que están de paro

Se dictó la conciliación obligatoria en Pomán, Tinogasta, Santa María y Puerta de Corral Quemado.

El director de Inspección Laboral, Adolfo Castellano, volvió a advertir que en algunos municipios que están de paro no se cumplen los requisitos legales correspondientes y confirmó que, ante esta situación, los intendentes son quienes solicitan el pedido de conciliación obligatoria.

"Desde la Dirección estamos dictando la conciliación obligatoria a medida que los intendentes nos van informando, para que el reclamo se encuadre dentro de lo que establece la ley", afirmó Castellano.

El director confirmó que ya se dictó la conciliación obligatoria a Pomán, Tinogasta, San José, Santa María y Puerta de Corral Quemado. "Para que el paro sea legal, primero los gremios tienen que cumplir con los procesos de conciliación obligatoria. Con la presentación del pedido de conciliación no se puede hablar de un paro legal; se deben seguir los pasos que establece todo el proceso", advirtió.

En este sentido, aclaró que todavía no ingresó a la Dirección ninguna solicitud para declarar la ilegalidad en los reclamos que mantienen los empleados municipales.

Conciliación para Capayán

Por otra parte, Castellano confirmó que, a pedido del intendente de Capayán, Alfredo Hoffman, hoy se dictará allí la conciliación y, en consecuencia, se suspenderán las medidas de fuerza.

Ante el reclamo de los empleados, el jefe comunal ya había advertido de la dificultad financiera debido al sobredimensionamiento de la planta de personal.

Hoffman señaló que el municipio en la actualidad tiene 520 empleados y, según lo informó, la coparticipación está afectada en un 98%, por lo que solicitó la asistencia de la provincia para otorgar un aumento salarial y para hacer frente al aguinaldo.

También los empleados de las intendencias de San José y Santa María continuaban ayer con el paro y anunciaron que se movilizarán para exigir los 750 pesos.

Aumento salarial

En tanto, el intendente de Los Altos, Rafael Olveira, anunció que otorgará un aumento de 600 pesos, no remunerativo y no bonificable a partir del 1º de junio, a todo el personal municipal.

Olveira aclaró que la mejora salarial no abarca a la planta de funcionarios.

También anunció que pasará a ser remunerativo y bonificable el aumento del 24 % otorgado el 23 de junio del pasado año por el Gobierno de la Provincia, en forma escalonada, en tres etapas iguales: un 8 % en julio, en septiembre y en noviembre. De este modo, dijo, ningún empleado de ese municipio percibirá menos de $ 3.000 mensuales.

Finalmente, el jefe comunal dijo que se realizaron todos los ajustes necesarios para poder dar el aumento.

“Éste es un esfuerzo que hace el municipio. Luego de realizar algunos ajustes pudimos llegar al piso de $ 750. Que quede claro que este aumento no abarca a los funcionarios, sin excepción. Estamos realizando un enorme esfuerzo para poder afrontar las erogaciones del incremento a los empleados”, concluyó el jefe comunal.

Comentá la nota