"No comprende la realidad"

Para el secretario de Luz y Fuerza, Cantalejo "tiene seis muertes de trabajadores sobre sus espaldas", y "ha llevado a la empresa a vivir un presente peor que el de la etapa de privatización". Se anuncian paros y movilizaciones del gremio.

El secretario del Sindicato de Luz y Fuerza, Alfredo Romero, exigió ayer la renuncia del presidente de la Empresa Provincial de la Energía (EPE), Daniel Cantalejo, "que tiene seis muertes de trabajadores sobre sus espaldas", y "ha llevado a la empresa a vivir un presente peor que el de la etapa de privatización". La exigencia, que surgió después de la muerte de un operario ocurrida en Luis Palacios, incluye además un plan integral de seguridad. Para lograrlo Romero lanzó un plan de lucha que incluye asambleas y paros.

La muerte de Sergio Genovar, un operario de la EPE de 55 años, que falleció tras caer desde cuatro metros de altura de la escalera sobre la que estaba montado puso al desnudo las condiciones en que trabajan muchos empleados de la empresa. Después de una asamblea, el gremio pidió la renuncia del presidente de la EPE. "Está demostrado que Cantalejo no va a hacer absolutamente nada, como responsable máximo de la empresa, para que esto no vuelva a ocurrir", dijo Romero.

"Y lo que es más grave aún, es que seguramente Cantalejo le estará transmitiendo al gobernador que esto fue un error humano, porque ya estamos acostumbrados a que, no solo en la EPE sino en todos lados, la culpa la tenga el trabajador, que además no tiene la posibilidad de defenderse", agregó.

"La bronca y la indignación se multiplican, porque los propios compañeros de esa zona habían advertido a las máximas autoridades sobre la falta de gente, las condiciones en que están trabajando, siendo además una zona de las más afectadas por los retiros voluntarios, y que ha tenido graves problemas climáticos, como la última tormenta que afectó San Lorenzo, con una pedrada infernal que tiró árboles en una forma inusual", apuntó Romero.

"Sin embargo -agregó- la empresa fue tres veces convocada por el gremio, escuchó los reclamos, pero las soluciones no aparecieron. Ante esta situación lanzamos este plan de lucha", señaló.

Sin embargo el secretario de Luz y Fuerza, reconoció que "el actual gobierno de la provincia ha invertido como nunca en la EPE, pero la EPE no es un Ministerio, es una empresa técnica, y parece que no alcanzan a dimensionar la realidad y la importancia de esta empresa desde el punto de vista del servicio eléctrico".

Para Romero "esto pasa porque hay una persona que no comprende la realidad: está aferrado a un sillón y eso nos está haciendo mal a todos. Y nosotros que hemos luchado para que esta empresa no se privatice, decimos que nuevamente tenemos que iniciar una lucha porque Cantalejo está llevando a la EPE a un lugar que es totalmente inviable en manos del Estado".

Segun el dirigente "hace poco tiempo Cantalejo salió en los medios haciendo operativos en los que controlaron medidores y que arrojó que un 18 por ciento estaba en condiciones irregulares. Y eso se le dijo a la gente y al gobierno provincial, cuando los trabajadores de la EPE sabemos que ese porcentaje es del 50 por ciento, teniendo en cuenta desde las alteraciones al medidor hasta los enganchados".

"Otro tema -agregó- es la forma en que se definen las inversiones: hace poco compraron un sistema informático que costó 30 millones de pesos, cuando el que existía todavía funcionaba. Y hoy nuestros compañeros nos dicen que la EPE en Rosario no tiene cables subterráneos. Esto hace que en un futuro la empresa pueda tener problemas y la forma en que se aleja la posibilidad de una posible privatización futura es justamente haciendo una empresa eficiente".

Romero recordó que "hace diez días, un domingo en Funes, un compañero no se mató de casualidad producto del desorden. No hay una orden que baje de arriba de cómo se tiene que trabajar, llaman por teléfono y lo único que le interesa es reponer el servicio, a cualquier costo. Por eso nosotros no podemos permitir más esta situación y exigimos que Cantalejo dé un paso al costado porque ha probado ampliamente que no está en condiciones de conducir esta empresa". "Siempre decimos que la clave del éxito de un gestión es la responsabilidad en el trabajo y en el orden, y esta empresa está peor que en la época en que quisieron privatizarla", concluyó.

Comentá la nota