La Comuna desmintió a ATE

La Comuna desmintió a ATE
El gremio de Trabajadores Estatales del distrito realizó una denuncia penal contra directores de la Secretaría de Salud municipal por presuntos incidentes en la unidad sanitaria del Barrio Dreymar. Desde el ejecutivo local desestimaron la versión del sindicato
La Asociación de Trabajadores del Estado de Quilmes realizó una conferencia de prensa en la mañana de ayer en la que hizo pública la denuncia penal que el gremio le inició a dos directores municipales de la Secretaría de Salud, por supuestos incidentes en la Unidad Sanitaria del barrio Dreymar. Desde el Municipio desmintieron que haya habido personas armadas.Los conflictos en la unidad sanitaria habían comenzado hace algunas semana por temas de inseguridad, según había comentado previamente los trabajadores de ATE. Ello llevó a un paro de actividades por parte del gremio. Dos directores de la Secretaría de Salud se habrían hecho presentes, en ese momento habrían sucedido los incidentes que denuncian desde el sindicato y que desde el Gobierno Municipal aseguran que no existieron. El secretario gremial de ATE Quilmes, Pedro Simonetti, contó la situación y la denuncia realizada: "denunciamos la agresión de la que fueron víctimas las compañeras delegadas de ATE y el amedrentamiento que sufrieron los trabajadores de La Matera. Se discutían una serie de incidentes, hasta ese momento no había pasado nada pero se hicieron presentes los directores Gladis Navarro y Francisco Torres, con un grupo de cooperativista, algunos de ellos armados, golpearon a las delegadas. Ya radicamos la denuncia en la UFI 11. Nosotros exigimos la baja de estas dos personas, porque entendemos que no puede ser que el Municipio tenga funcionarios de este tipo". Por su parte la directora de Atención Primaria dependiente de la Secretaría de Salud del Municipio de Quilmes, Romina Segovia, aseguró que las autoridades municipales se hicieron presentes para dialogar con los empleados sobre sus demandas en buenos términos, desmintió la presencia de personas armadas y remarcó que la prioridad del Municipio es garantizar el acceso del barrio al servicio."Por ejemplo, ayer (por el miércoles) llegó una embarazada, si no llevábamos una enfermera no podía atenderse. No se puede cerrar la sala", explicó la funcionaria.

Comentá la nota