El Concejo Municipal debe analizar un atraso del 32 por ciento en la tarifa de taxis

El Concejo Municipal debe analizar un atraso del 32 por ciento en la tarifa de taxis

Es el desfasaje que arrojó el estudio de costos realizado por el Ente de la Movilidad. En 15 días difundirán el informe de las empresas de transporte de pasajeros.

El Ente de la Movilidad de Rosario (EMR) oficializó ayer el estudio de costos del servicio de taxis, que refleja un desfasaje del 32 por ciento. Una vez que el informe ingrese la semana próxima al Concejo Municipal, la posibilidad de aumentar la tarifa del servicio abrirá un debate que promete intensidad: es que los ediles ya mostraron posiciones encontradas al respecto y, paralelamente, las cámaras que agrupan a titulares de licencias presentaron en el Palacio Vasallo un análisis de gastos propio que da cuenta de un atraso del 53 por ciento en los valores de los viajes.

Si bien el desfasaje que se desprende del estudio de costos del EMR habilita al Concejo a discutir un posible incremento de la tarifa del taxi (la ordenanza activa el debate cuando la brecha supera el 15 por ciento), los ediles no están obligados a aprobarlo.

Por lo pronto, el análisis oficial ingresará el lunes a la comisión de Servicios Públicos del cuerpo, que deberá analizarlo y, eventualmente, podrá definir un proyecto oficial de aumento de los valores de los viajes, aunque no necesariamente del 32 por ciento. O del 53 por ciento, como ayer plantearon los titulares de licencias.

En ese sentido, el concejal justicialista y vicepresidente del EMR, Osvaldo Miatello, consideró elevado el desfasaje del 32 por ciento y aclaró que, antes de avanzar con una suba de las tarifas, habrá que estudiar "su impacto en los bolsillos de los usuarios y en el trabajo de los taxistas".

Siempre prudente, el también integrante de la comisión de Servicios Públicos agregó: "Convocaremos a todos los sectores que representan a los taxistas, que son muchos, cuando arranque el debate".

Pese a que la Asociación de Titulares de Taxis Independientes (Atti) había solicitado a principios de semana un incremento de alrededor del 34 por ciento, en base a un estudio privado del desfasaje entre los costos y la tarifa vigente, el análisis formalizado ante el Palacio Vasallo junto a la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar) sumó variables y potenció la pretensión del sector.

"El estudio que entregamos en el Concejo refleja un desfasaje del 53 por ciento, pero no significa que será el aumento a otorgar. Debemos pensar en el bolsillo del pasajero porque, por más que digamos que la tarifa vale tanto, si los rosarinos no toman taxis de nada servirá", indicó Mario Cesca (Atti).

En base al nuevo análisis de gastos realizado por los taxistas, la bajada de bandera podría superar los 15 pesos y la ficha los 78 centavos.

Paralelamente, y con el estudio de costos ya oficializado por el EMR, otros referentes de la actividad especularon —por lo bajo— con un probable incremento tarifario de entre 32 y 34 por ciento.

De ahora en más, la expectativa estará centrada en la discusión en el Concejo. Porque mientras algunos ediles ya se mostraron cautos e instaron a analizar las variables oficiales, otros directamente rechazaron la posibilidad de subir los valores de los viajes.

En ese contexto, la bancada del PRO reclamó el cumplimiento de las demoradas medidas de seguridad en los taxis (GPS y tarjeta inteligente, entre otras alternativas) en pos de mejorar la prestación.

Incluso, el radical Jorge Boasso, otro integrante de la comisión de Servicios Públicos, recordó que los taxistas "habían advertido meses atrás sobre la disminución de la demanda del servicio luego del último incremento de la tarifa".

Colectivos. En tanto, el EMR tiene previsto presentar dentro de 15 días el estudio de costos del transporte urbano de pasajeros de la ciudad.

En abril pasado, el Palacio Vasallo le dio luz verde a un incremento que fijó el boleto básico en 4,30 pesos y les abrió a los pasajeros la posibilidad de obtener bonificaciones a través de diferentes recargas de la tarjeta sin contacto.

A diferencia de los taxis, los costos de los ómnibus contemplan subsidios nacionales, un fondo compensador (reforzado tras la última suba del boleto) y recientemente la Casa Rosada afrontó el aumento salarial del 28 por ciento que lograron los choferes agrupados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

Comentá la nota