Conciliación obligatoria en el conflicto en una empresa local

Conciliación obligatoria en el conflicto en una empresa local

El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto laboral que provocó que durante varias horas estuviera parada la producción en una empresa que se encuentra en el PIO.

La medida fue tomada en las últimas horas por el Ministerio de Trabajo local, debido a que se entendió que "había un paro total de actividades, un conflicto colectivo desatado, y también había intereses económicos en pugna que perjudicaban al rol social que ambos deben cumplimentar. Ante eso se evaluó y se analizó a fondo cada uno de los aspectos, y finalmente se resolvió dictar la conciliación obligatoria para ver si en el plazo de vigencia tanto sindicato como empresa pueden encontrar las vías y los mecanismos para paliar esta situación", explicó el titular, Juan Sánchez.

El conflicto dio comienzo el martes cuando todo los empleados de la empresa Cidegas recibieron la notificación de su suspensión en forma verbal, tal como dejaron en claro en la charla con EL POPULAR Medios. Inmediatamente desde el sindicato Smata se decidió la paralización de la producción en la empresa, que se levantó luego de que el Ministerio dictara la conciliación.

La situación comenzó a suscitarse luego de que la empresa indicara "a través de las presentaciones en la mesa de negociación una contracción en la ventas de sus productos, pronunciada en los últimos meses que venia arrastrando una pérdida", explicó Sánchez.

"Esa perdida la habían venido paleando con distintas medidas pero se veían en la obligación de reestructurar la planta para funcionar con una producción menor a la que estaban con capacidad instalada para producir. Eso significaba o despidos o suspensiones o algún otro tipo de medida que no querían tomar. Ante eso solicitaron suspensiones con reducción en el salario, cosa que del gremio no aceptó en ningún momento. Ante eso la empresa unilateralmente decidió suspender gente y produjo un despido lo que motivo que el gremio hiciera su medida de fuerza", detalló Sánchez.

Ahora con la conciliación obligatoria en vigencia, las partes tendrán 15 días para determinar si pueden llegar a un acuerdo que beneficie a ambas partes.

Comentá la nota