Ni la conciliación obligatoria frena la seguidilla de paros municipales

Ni la conciliación obligatoria frena la seguidilla de paros municipales
Los gremios ratificaron la continuidad de la huelga hasta el viernes. Advierten que la medida no ayuda a solucionar el conflicto. "Es una barbaridad", disparan.

Por Carina Bazzoni / La Capital

El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto que mantienen los intendentes y jefes comunales con los trabajadores por aumento salarial. La medida llegó en medio de la primera de las tres jornadas de paro lanzadas por los sindicatos en rechazo a una suba del 23 por ciento escalonado propuesto en la paritaria. No obstante, los gremios rechazaron la intervención de la cartera laboral y ratificaron la huelga, que continuará hasta el viernes. "Es una barbaridad que no ayuda a solucionar el conflicto", criticó el titular del sindicato municipal de Rosario, Néstor Ferrazza.

Con ese escenario, la posibilidad de acercar posiciones en la puja abierta entre municipales e intendentes y jefes comunales de toda la provincia parece alejarse. La mediación del Ministerio de Trabajo fue solicitada por los intendentes después de que la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) desestimara las tres propuestas presentadas por sus delegados paritarios.

La primera oferta fue de un aumento del 15 por ciento en dos partes, luego el 21 por ciento escalonado y finalmente un 23 por ciento a percibir en tres etapas (12 por ciento en marzo, 8 por ciento en junio y un 3 en agosto). Y el rechazo se tradujo en contundentes medidas de fuerza, una de 48 horas la semana pasada, y la de 72 que comenzó a transitarse ayer paralizando miles de trámites y complicando la prestación de servicios (ver aparte).

Para el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, la mediación de la cartera laboral se buscó para arrimar alguna solución al conflicto. "Llevamos a la paritaria una propuesta superadora que implicaba un gran esfuerzo y recibimos como respuesta un paro de 72 horas que pone a quienes tenemos que gestionar en una situación complicada, porque en muchas comunas todos los servicios, hasta el transporte y la recolección de residuos, dependen del municipio; y debemos darle alguna solución a los vecinos", apuntó.

Una tregua. La resolución del Ministerio de Trabajo de la provincia se extiende en tres puntos. Primero dicta la conciliación entre las partes por un plazo de diez días, hasta el 27 de marzo próximo, para retomar las conversaciones.

En segundo lugar insta a retrotraer la situación laboral a la instancia previa al conflicto y convoca a una audiencia de conciliación para esta mañana, a las 10, en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia.

Con la intervención de la cartera laboral, los intendentes buscan garantizarse una tregua de 10 días, sin medidas de fuerza, para lograr una solución al conflicto. Y no es la primera vez en que se apela a esta herramienta. "El último acuerdo salarial, del año pasado se firmó en el Ministerio de Trabajo", recordó Asegurado.

Leña al fuego. Sin embargo, para los dirigentes gremiales la medida hecha más leña al conflicto. "Es una barbaridad pedir la conciliación obligatoria en medio de la medida de fuerza, sin haberla comunicado anteriormente y cuando la paritaria está abierta", sostuvo el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Rosario, Néstor Ferrazza, y advirtió que los gremios "no van a aceptar la presión de parte de los intendentes, que ni siquiera analizaron lo irritativo que puede ser esta medida".

Ferrazza ratificó la continuidad de la medida de fuerza para hoy y mañana, frente a lo que consideró una "actitud fuera de lugar, tanto del gobierno provincial como de los intendentes paritarios".

El titular de la Festram, Claudio Leoni, apuntó también que "la decisión es un error grave y demuestra el desconocimiento del funcionamiento de una negociación colectiva". El dirigente advirtió que la actitud de los intendentes de pedir la conciliación podría desencadenar nuevas protestas.

De todas formas, apuntó, los pasos a seguir se evaluarán en la próxima reunión de delegados, convocada recién para el lunes próximo.

Miles de trámites y consultas médicas sin atención

Con un alto acatamiento, los municipales comenzaron ayer la primera de las tres jornadas de paro dispuestas en reclamo de mejora salarial. La huelga paralizó la realización de trámites en los centros de distrito y redujo a urgencias la atención en los hospitales del municipio.

   Caminar por la peatonal Córdoba bastaba para percibir los efectos de la medida de fuerza.

Una interminable fila de puestos de venta ambulante se había instalado desde Paraguay hasta Laprida para ofrecer los mas variados productos. En paños sobre el piso o mesas con exhibidores se vendían desde artesanías hasta elementos de defensa personal, pasando por una amplia gama de juguetes, ropa y accesorios “a módico precio y sólo hasta el viernes”.

   El paro no sólo fue seguido a rajatabla por los inspectores municipales. También impactó con fuerza en los centros de distrito y hospitales donde sólo se resolvieron urgencias. “La medida de fuerza tuvo un alto acatamiento en toda la provincia”, indicó el segundo del sindicato municipal, Antonio Ratner.

   El lunes, cuando se retome la actividad en el municipio, será un día complicado. Se estima que por día en los centros de distrito se realizan unos 4 mil trámites, por lo cual habrá que remontar la atención de 12 mil gestiones pendientes. No obstante, el mayor impacto se sentirá en los servicios de salud. Habrá que reprogramar las 2 mil consultas diarias que se realizan en el Cemar y los centros de atención primaria, lo mismo que las 70 cirugías programadas que quedaron suspendidas y miles de estudios y análisis. “Incorporaremos sobreturnos y evaluaremos la necesidad de cada paciente para intentar resolver las demandas de la gente, pero un paro de tres días sin duda genera un impacto importante”, advirtió Leonardo Caruana, subsecretario de Salud del municipio.

Diferencias

¿Por qué en la paritaria municipal el Ministerio de Trabajo provincial dictó la conciliación obligatoria y no en el conflicto docente? En el sector docente, la paritaria está regulada por la ley 12.958 sancionada a fines de 2008 que en su artículo 16 señala que, ante escenario de conflicto, la provincia debe convocar a la Comisión Federal de Mediación integrada por un representante del Ministerio de Educación y otro de Trabajo, ambos nacionales. A la paritaria municipal la rige la ley 9.996, que sólo precisa la lógica de funcionamiento de la discusión entre los gobiernos locales y los empleados. Al no estar explicitado quien interviene en caso de falta de acuerdo, la provincia actúa como juez arbitral, decisión objetada por la Festram.

Comentá la nota