Conciliación obligatoria para el conflicto salarial

Conciliación obligatoria para el conflicto salarial
Los agremiados en ATE habían comenzado la jornada cortando la ruta Nº 46.
Finalmente, ayer alrededor de las 13.30, los trabajadores municipales de Andalgalá que venían llevando un paro de dos semanas en reclamo de mejoras salariales, y que habían comenzado la jornada cortando la ruta provincial Nº 46, fueron notificados de la resolución de conciliación obligatoria dictada por la dirección de Inspección Laboral.

En consecuencia, los dependientes agremiados por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) levantaron el corte de ruta. Mientras tanto, los representados por el Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEMA) dijeron que no fueron notificados de la conciliación y que, en consecuencia, mantendrán la medida de fuerza.

Los trabajadores de la municipalidad de Andalgalá reclaman, desde los últimos meses de 2013, una mejora salarial de $2000 que había sido prometida por el intendente Alejandro Páez. En consecuencia, en las últimas semanas llevaron a cabo medidas de fuerza consistentes en paros de actividades, bajo la modalidad de quite de colaboración con asistencia a los lugares de trabajo.

Durante la mañana, los agremiados por ATE no habían sido notificados de la medida conciliatoria, por lo que el delegado departamental del organismo sindical, Saturnino Gómez, había adelantado que no levantarían el corte sobre la ruta en cuestión. No obstante, esta notificación llegó pasado el mediodía.

En adelante, las partes tienen previsto celebrar reuniones de negociación a partir de las 11 del próximo martes.

Allí, intentarán encontrar una salida al conflicto laboral, tras el fallido intento inicial que se produjo el viernes pasado, con una reunión en la que los trabajadores sólo escucharon, de parte de Páez, las imposibilidades del municipio para satisfacer la demanda salarial.

Los empleados, también, deberán abocarse a cubrir los servicios prestados por la comuna, como la recolección de residuos, que había comenzado a resentirse en los últimos días. Estos servicios habían comenzado a prestarse con camiones alquilados y becarios de la comuna.

Comentá la nota