ATE y las CTA concretaron el primer paro nacional contra la gestión de Cambiemos

ATE y las CTA concretaron el primer paro nacional contra la gestión de Cambiemos

La administración al mando del Presidente Mauricio Macri tuvo su primer paro nacional. El reclamo de ATE, con adhesión de las dos CTA y participación de algunas fuerzas de izquierda se replicó en cortes de calles y una movilización que llegó hasta la Plaza de Mayo.

Respecto del “protocolo” de seguridad que dispuso la Casa Rosada respecto de los piquetes y manifestaciones callejeras, la medida no se aplicó. Los sindicatos participantes en la jornada de protesta hicieron hincapié en los despidos de trabajadores que se registraron en el gobierno nacional, provincias y municipios desde el inicio del nuevo Gobierno y también se manifestaron a favor de las discusiones salariales, “sin pisos ni techos”.

ATE presentó un pedido de habeas corpus para que no se implementara el nuevo procedimiento contra los cortes de calles, pero fue rechazado por la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y Faltas de la Ciudad, que ratificó su vigencia. A la moción de los trabajadores del Estado se sumaron algunas organizaciones de profesionales, tal el caso de los Abogados Laboralistas que repudiaron la intención de la Casa Rosada “para limitar le legítima expresión de los trabajadores”. Entre las columnas tambíen se destacaron los trabajadores de Tiempo Argentino y el Grupo 23, que formaron parte del grupo de trabajadores de prensa afiliados al Siprebra.

Al llegar a Plaza de Mayo el grupo fue aplaudido por otros manifestantes e incluso por transeúntes que presenciaron el reclamo que se desarrolló bajo una sensación térmica cercana a los 40 grados.

Frente a la Rosada se produjo la concentración principal, conformada por manifestantes de ATE, La Cámpora, Kolina, el Frente de Izquierda y el Frente Popular Darío Santillán, entre otros.

Sólo se registró una acción de la Policía Federal en la zona de avenida Corrientes y Callao, donde efectivos liberaron parte de la vía que se encontraba cortada desde las primeras horas de la mañana por militantes de partidos de izquierda. El secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy, advirtió al respecto que el protocolo antipiquetes “es un instrumento inconstitucional” y consideró que el Gobierno busca “intimidar”.

Sobre el reclamo central por los despidos, Godoy subrayó que “el argumento de que eran ñoquis ni el propio Gobierno lo sostiene” porque -subrayó- “han reconocido que lo que quieren es reducir personal”. Otros dirigentes de ATE se encargaron de remarcar que mientras esas columnas expresaban su primer reclamo “organizado y sin ningún tipo de violencia” a la gestión Macri, en Obras Sanitarias, el Partido Justicialista debatía su futuro institucional.

“Consideramos que frente al debate político de cada fuerza, hay prioridades, acá también hay compañeros justicialistas, como de otros partidos que comprenden el intento de avasallamiento a los trabajadores. Es una cuestión que nos tiene que unir frente al avance de la CEOcracia”, apuntó el delegado de los Controladores Aéreos de ATE, Marcelo Belelli, a este medio.

Comentá la nota