Confirmaron 70 despidos en una planta del Parque

Confirmaron 70 despidos en una planta del Parque

Los trabajadores de la textil Color Pool recibieron el telegrama. Todavía les deben el sueldo de diciembre, aguinaldo, vacaciones y bono. Y no saben cuándo pagarán las indemnizaciones.

Después de más de dos semanas de reclamo parando la planta, los trabajadores de la empresa textil Color Pool, ubicada en el Parque Industrial,  recibieron finalmente los tan temidos telegramas de despido.  

Aunque ya era un rumor que corría entre los empleados, el viernes, finalmente, todos recibieron las notificaciones el viernes. Allí, les informaron que, por la crisis económica que estaba atravesando la empresa y el sector textil en particular, debían rescindir los contratos.

“Ahora ya no podemos ni entrar a la planta. El viernes nos llegó a todos el telegrama y por lo que parece la liquidación pretenden hacerla también en cuotas”, declaró uno de los trabajadores afectados, en diálogo con pilaradiario.com.

En tanto otro de los damnificados, subrayó: “No nos pagaron nada hasta hoy. Dejaron a 70 familias en la calle y nos despidieron a todos”.

Imposibilidad de pago de planes y refinanciaciones de luz y gas, falta de entrega de productos de proveedores y la consiguiente falta de entrega de mercadería a clientes y el no poder cumplir con el pago de servicios, tasas y contribuciones nacionales, provinciales y municipales “a cargo de la sociedad y que pesan sobre el establecimiento”, fueron las causas que esgrimieron las autoridades para rescindir el contrato de trabajo “con justa causa”.

Mientras que todavía no les pagaron lo adeudado, que incluye las dos quincenas de diciembre, el aguinaldo, las vacaciones y el bono de $5.000, los ahora exempleados de Color Pool, todavía no saben cuándo les pagarán la liquidación final. Y 70 familias quedaron sin su principal sustento económico.

El conflicto había empezado en octubre, con las demoras en el pago de sueldos que derivó en un bloqueo. “Desde la empresa nos piden que trabajemos igual, que ahora no tienen para pagarnos, pero cuando tengan nos van a depositar”, había explicado entonces el delegado de la planta, Mario Vino.

Los trabajadores tenían entonces que la firma cerrara sus puertas de manera definitiva ante la crisis del sector industrial, que tienen en el rubro textil a uno de sus máximos afectados. Esta semana, los peores temores se confirmaron. 

Coment� la nota