Confirmaron el normal servicio de colectivos

Confirmaron el normal servicio de colectivos
Anoche se levantó la medida de fuerza dispuesta por la Unión Tranviarios Automotor en reclamo de un incremento no remunerativo de 1.400 pesos que se pactó a nivel nacional. Rubén Suárez se comunció a EL LIBERTADOR cerca de las 21.30, para informar que se destrabó el conflicto tras arribar a un acuerdo en las negociaciones.
Más allá de la amenaza de paro de colectivos previsto para hoy, finalmente se destrabó el conflicto y se garantiza el normal servicio en todas las líneas.

Hasta anoche la UTA tenía previsto la medida de fuerza en reclamo de un incremento no remunerativo de $1.400 que se pactó a nivel nacional. El plan de lucha estaba previsto por el término de 24 horas, aunque finalmente fue disuelto a partir de una asamblea en la víspera, como lo informó el titular del gremio, Rubén Suárez, quien cerca de las 21.30 comunicó telefonicamente a EL LIBERTADOR "recién se llegó a un consenso en las negociaciones, por lo que este jueves se acreditará el dinero y se ratificará con un acuerdo en la Subsecretaría de Trabajo", anunció.

Previamente, Suárez explicó que hasta ayer a última hora había malestar por falta de cumplimiento a lo que se acordó en las recientes paritarias.

"Lo que pedíamos era que nos depositen el incremento no remunerativo de 1.400 pesos que se pactó a nivel nacional, ya que sabemos que se acató en los otros distritos, menos acá", indicó.

Desde el gremio aseguran que ese aumento debían haberlo cobrado el 27 de febrero, a partir de la fecha se elevó una intimación a las empresas correntinas y ayer se cumplió el plazo.

Es así que el sindicalista reiteró que el reclamo estaba proyectado para que se los contemple en Corrientes por el aumento dado a nivel nacional a los choferes. "Es un aumento firmado con un acuerdo nacional, pero los empresarios locales se justifican diciendo que no cuentan con el dinero", explicó entonces.

Más allá de los haberes hay otro aspecto que preocupa al gremio y es en lo referido a la posible reducción de flota de unidades con recorrido urbano por el precio del boleto.

"Las empresas pretenderían sacar de circulación algunos coches y si eso ocurre se traduciría en la falta de trabajo para muchos compañeros", explicó.

Comentá la nota