El conflicto deja sin control la vía pública

El fin de semana "retendrán servicio" las áreas de inspección. El Suoem define el lunes cómo sigue la pelea por los sueldos. Mestre reclamó compartir esfuerzos entre todos.

El conflicto abierto en la Municipalidad de Córdoba por la imposibilidad del Ejecutivo de abonar la totalidad de los sueldos a sus empleados no promete una tregua inmediata.

El Suoem ratificó la continuidad de la “retención de servicios” que inició el pasado viernes, con lo cual durante todo el fin de semana no habrá actividades de control en rubros como transporte, tránsito, vía pública y espectáculos públicos.

Además, la inactividad en todas las dependencias volverá a ser absoluta desde el próximo lunes por la mañana. Para ese día el gremio ha ideado un esquema de protestas por dependencias que incluye, otra vez, expresiones callejeras.

Para el mismo lunes al mediodía, en tanto, está convocada una reunión del cuerpo de delegados que definirá las medidas gremiales para el resto de la semana.

Por su parte, el municipio lamentó ayer la “intolerancia” de algunos trabajadores que “no comprenden la gravedad” de la situación financiera que atraviesa la ciudad, y llamó a colaborar entre todos para sacarla adelante.

Tras el depósito que efectuó el Ejecutivo el pasado jueves, ayer los empleados municipales tuvieron disponibles en sus cuentas aproximadamente el 66 por ciento de sus salarios de diciembre, con la perspectiva de que el resto se complete en los próximos días.

Claro que esa posibilidad está supeditada a que funcionen las cajas de recaudación, algo que de ninguna manera está asegurado.

Mediante un comunicado oficial, el municipio ratificó su postura frente al conflicto: remarcó que todos los sectores, incluido el Suoem, deben colaborar para recuperar la ciudad.

“Apostamos a una nueva convivencia y contrato social donde se respeten los derechos y esfuerzos de todos los ciudadanos de Córdoba. Hoy, el esfuerzo lo vamos a hacer todos, los vecinos pagando sus impuestos, los municipales trabajando y los funcionarios haciendo lo que se debe y no lo que quede bien”, expresó la nota.

A renglón seguido, la administración del intendente Ramón Mestre destacó que hará “todos los esfuerzos para que cada empleado pueda recibir el saldo de sus haberes”, no obstante lo cual aclaró que ese compromiso no puede desligarse de las prioridades que se ha trazado la gestión.

“De igual modo van a tener que entender que es necesario que el municipio funcione para que la ciudad cuente con los servicios básicos y se pueda recaudar para hacer efectivo el pago de los salarios”, señaló el Ejecutivo.

Otro párrafo convocó a que “se comprenda, en todos los niveles de gobierno y sectores sociales, que no existen las condiciones necesarias para que se cumplan normalmente la totalidad de los compromisos” en el municipio. Este tramo pareció tener como destinataria también a la Provincia, que hasta el momento no se involucró aportando recursos económicos a la Capital, como demandaron varios funcionarios mestristas.

La primera jornada de protesta de los municipales se caracterizó ayer por la total inactividad en las distintas dependencias, pero también por la exposición del conflicto en las calles.

En el Hospital de Urgencias, las asambleas se iniciaron a las 7 y los empleados sólo marcaron tarjeta. No se dieron turnos ni se realizaron curaciones, y hasta evaluaban posponer cirugías previstas para la semana próxima.

También hubo manifestaciones frente al Palacio 6 de Julio, en el puente Maipú, y en la esquina de Góngora y Lavalleja, frente al Hospital Infantil.

Esa modalidad se reiterará el lunes. Las áreas administrativas protestarán a las 10.30 en Caseros y La Cañada; los agentes de Salud lo harán a las 10, en tres frentes (puente Sarmiento; San Martín y Rincón; y Góngora y Lavalleja); también habrá movilizaciones en otros cuatro puntos todavía no definidos.

Preinfarto

Al médico. El subsecretario de Hacienda y Presupuesto de la Municipalidad, Hugo Moyano​, sufrió el jueves por la noche un preinfarto y fue sometido a una angioplastia. El episodio cardíaco ocurrió tras la tensa jornada de discusión con el Suoem por el pago de los sueldos.

Antecedente. El problema de Moyano se registra cuando en el Ejecutivo aún están conmovidos por la muerte, el pasado miércoles, del funcionario Martín Luque.

Comentá la nota