Conflicto por despidos mantuvo paralizada la recolección de la basura

Conflicto por despidos mantuvo paralizada la recolección de la basura
Seis operarios de Servicios Públicos fueron echados por presuntamente haber estado durmiendo en un descampado del barrio El Manzanar.
Los cesanteados, apoyados por ATE, interrumpieron la actividad en la base de Sanidad e Higiene Ambiental, en calle General Paz.

Seis operarios del área de recolección de residuos y barrido de la Municipalidad fueron echados de su fuente de trabajo por, presuntamente, haber sido descubiertos durmiendo en un sector descampado del barrio El Manzanar. La situación derivó en un conflicto que mantuvo paralizada la salida y entrada de camiones de la basura en la base del sector en General Paz durante algunas horas. Al final, intervino la Justicia y la delegación de Trabajo y, a la postre, los trabajadores que protestaban levantaron las medidas de fuerza.

El problema sigue tenso, sin embargo. Así, el gremio ATE, que respaldó la protesta laboral, tiene preparada para hoy, desde temprano, la instalación de una radio abierta en las afueras del edificio municipal de Yrigoyen casi España, donde se hará mucho ruido. Una delegación de sindicalistas tiene previsto entrevistarse con el intendente Abel Baratti, para que dé marcha atrás con las sanciones.

El secretario de Servicios Públicos, Francisco Jáuregui, sostuvo que la administración municipal no revertirá su decisión de cesantear a los operarios. “Nos enteramos a las 7 de la mañana que había seis personas que impedían, en la base de General Paz del Departamento de Sanidad e Higiene Ambiental, la entrada y salida de los camiones y también de los barrenderos”.

Indicó que la protesta se generó porque los trabajadores fueron ayer notificados que habían sido despedidos. La situación se dio porque “estos empleados habían sido encontrados fuera de su lugar de trabajo, en un barrio en el que no debían estar, durmiendo. Fuimos avisados por una denuncia en el número de emergencia 109 y fue avisada la Policía porque un vecino los vio en actitud sospechosa”.

Falta grave

Puntualizó que tanto la Policía como la comuna procuraron esclarecer lo denunciado y “a partir de ahí, todas las áreas de la Municipalidad que intervinieron en este tema decidieron el despido de estas personas por considerarlo una falta grave”.

Las acciones emprendidas por los operarios generaron la presencia de dirigentes de ATE y, luego de una denuncia municipal, también de la Policía, el juez Gustavo Herrera y la fiscal de turno. La intimación del magistrado contra los manifestantes logró que alrededor de las 10 se liberara el tránsito en instalaciones de Sanidad e Higiene Ambiental.

En ATE, ven las cosas desde una óptica muy distinta. El delegado Héctor Aguilar indicó que todo el episodio surgió por “un malentendido” y precisó que uno de los trabajadores despedidos estaba en uso de licencia por un accidente de trabajo. “Cuando todos se presentaron a marcar su tarjeta, se encontraron con la novedad de que habían sido echados. Ni un escrito les había llegado”, precisó.

Sostuvo que lo que hubiera correspondido hacer en este caso, como ante cualquier denuncia, “es un sumario para que se investigue” lo realmente ocurrido y “no hacer como hizo el Municipio de cesantearlos así nomás. En la época de los militares pasaba esto”.

Afirmó que los despedidos tienen, en su mayoría, una familia a la que alimentar e, incluso, la mujer de uno de los echados está embarazada. “Hay que pensar en las familias. Hemos vuelto a la lucha”, enfatizó.

Comentá la nota