El conflicto entre el Municipio y el sindicato afectó los sueldos

La pelea entre el Ejecutivo municipal y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Morón tuvo una nueva escalada. La mayoría de los empleados del Municipio no pudieron disimular su asombro al advertir que este mes habían cobrado su sueldo de manera íntegra.
Es que el gremio, a través de diferentes modalidades, había logrado hacerse de gran parte de los salarios de sus afiliados. El STMM denunció una maniobra del Ejecutivo para esmerilarlos; mientras que desde el oficialismo indicaron que el sindicato confiscaba los haberes.

La cifra no es menor. En disputa hay alrededor de un millón de pesos que todos los meses el principal sindicato de los municipales, que nuclea a casi 2000 empleados, cobraba automáticamente del sueldo de los trabajadores.

En los últimos días, los afiliados al STMM recibieron una carta firmada por su titular, Pablo Salvo, en la que advertía que a raíz del reclamo gremial iniciado hace algunos meses atrás “el ejecutivo ha decidido no realizar en forma arbitraria y mal intencionada los descuentos correspondientes a los servicios que da nuestro gremio”.

La respuesta fue inmediata. El jefe de Gabinete del Municipio, Damián Aguilar, indicó en otra misiva que Salvo mintió debido a que se habían realizado “todos los descuentos que corresponden por ley”.

El secretario de Gobierno, Hernán Sabbatella, aclaró a El diario que el Municipio descontó “la cuota sindical pero no así el resto de los ítems que se desprenden del salario de cada trabajador”.

“Esto respondió a un pormenorizado análisis de los haberes realizado por la secretaría de Finanzas y Economía en conjunto con la dirección de Recursos Humanos”, agregó el funcionario.

Este medio pudo saber que los descuentos por la cuota sindical al STMM son de unos 200 mil pesos. Esa cifra, que fue descontada, representa casi cinco veces menos de lo que el gremio cobraba todos los meses por otros conceptos: poco más de 900 mil pesos.

De ese total, una sola financiera se alzaba mensualmente con alrededor de medio millón de pesos. Es que los empleados con solo presentar el recibo de sueldo, reciben préstamos de dinero “de ciertas entidades ofrecidas por el propio gremio. Es un negocio redondo porque el trabajador queda cautivo”, comentó otra fuente consultada.

Muchos empleados generaron así una bola inmensa imposible de pagar. Por ejemplo, unos 100 empleados hubieran cobrado este mes menos de un peso; mientras que unos 150 habrían recibido entre 1 peso y 500.

Habitualmente, el Municipio retenía del salario de la planta laboral estos “servicios” y luego eran girados al gremio. Ahora, los empleados deberán personalmente concurrir a la sede del sindicato, sobre la calle San Martín, para saldar sus deudas.

“En un momento, estos préstamos fueron muy efectivos para los empleados ya que después de la crisis era muy difícil que a un trabajador le dieran un crédito. Pero con el tiempo detectamos un gran negociado de unos pocos”, indicó la fuente.

Otro vocero del oficialismo detalló que “estos préstamos personales crecieron exponencialmente. Por cuando Salvo se hizo cargo del sindicato”.

Un trabajador de Obras Públicas contó su caso a El diario: “La verdad que necesitaba plata y pedí 2000 pesos. Todavía me faltan pagar algunas cuotas pero voy a terminar pagando más de 3000 pesos”. A las claras, estas financieras cobran intereses usureros que exceden el 50%.

Pero los préstamos no es el único ítem que se le descuenta a los empleados. También hay otros vinculados a prestaciones médicas o a la adquisición de indumentaria o electrodomésticos. Todos ellos fueron alcanzados por esta medida.

Las fuentes señalaron que el STMM no es el único gremio que brinda estos “servicios”. La Asociación de Trabajadores del Estado, la Mutual Renacer, la Mutual de Trabajadores Municipales de Morón y el Sindicato de Empleados y Trabajadores de Municipales de Morón también realizan descuentos similares.

Estos cuatro gremios juntos (con unos 2400 afiliados aproximadamente) le descontarían a los trabajadores unos 600 mil pesos por mes. En promedio y teniendo en cuenta que entre todos suman más afiliados, el monto es considerablemente menor al que realiza el sindicato encabezado por Salvo.

Los voceros del oficialismo sostuvieron que el próximo desafío será aplicar la misma medida al resto de los gremios. “Es que los empleados suelen pedir un préstamo a una financiera a través de un sindicato y luego van al otro para hacer la misma operatoria. Esa decisión la toma cada uno y la respetamos pero desde el Municipio consideramos que debíamos cortar con esto porque de otra manera, seríamos cómplices de un ardid especulatorio de unos pocos”, concluyó el funcionario consultado.

Comentá la nota