Conflicto en la fábrica Zupay por el despido de un trabajador

Conflicto en la fábrica Zupay por el despido de un trabajador

Acompañados por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), empleados de la empresa alimentaria bloquean el acceso a la planta ubicada en la avenida Carlos Pellegrini en reclamo por la reincorporación de un trabajador despedido. La medida de fuerza también se extiende a la planta de Open Door.

Acompañados por el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), empleados de la empresa Zupay bloquean el acceso a la planta ubicada en la avenida Carlos Pellegrini en reclamo por la reincorporación de un trabajador despedido. La medida de fuerza también se extiende a la planta que la firma alimentaria posee en la localidad de Open Door.

En diálogo con este medio, el secretario de Higiene y Seguridad del sindicato, Mario Meoglio, explicó que "es un despido para nosotros injusto porque la realidad es que el compañero tiene 20 años de servicio dentro de la planta y nosotros lo buscamos la reincorporación". "Hoy estamos haciendo una medida de fuerza con la mitad de la planta parada y un bloqueo. También la planta de Open Door está bloqueada. Vamos a seguir hasta que tengamos una respuesta de la empresa que hoy por hoy no tenemos. Todavía no me he sentado a dialogar ni me han llamado, solo me mandaron una carta documento a mi diciendo que yo soy culpable de lo que puede pasar de aquí en adelante con los trabajadores", agregó.

A pesar de las banderas, las pintadas y las fogatas de rigor para combatir el frío, el dirigente gremial señaló que "nosotros no somos un sindicato que nos gusta hacer quilombo, ni queremos que pierda el trabajo nadie. Acá hay delegados de distintas empresas que vinieron a hacer el aguante al compañero que pide la reincorporación". "Si vos me decís que el compañero se agarró a piñas o algo así, pero una discusión la puede tener cualquiera en su puesto de trabajo. No era para tomar esta medida, a lo sumo pensar en una suspensión, pero hicieron la más fácil: cortar por lo sano y que pague las consecuencias el trabajador. Encima, él no pudo hacer su descargo, solo lo hizo la encargada con quien tuvo la discusión", añadió.

En cuanto a la continuidad de la protesta, indicó que "nosotros siempre empezamos y tratamos de ir viendo lo que el trabajador quiere hacer. Él va a tener a los abogados nuestros, que lo van a asesorar, así que iremos viendo qué pasa". Por su parte el trabajador despedido el miércoles de la semana pasada, Mario Simonavicius, afirmó que "me da vergüenza ajena haber llegado a esta situación después de 20 años de trabajo. Un despido sin justificación de esta forma. Yo no tengo ningún problema con ellos, son ellos los que tienen problemas conmigo".

Coment� la nota