Conflicto gremial mantiene paralizado el mayor complejo cerealero del país

Conflicto gremial mantiene paralizado el mayor complejo cerealero del país
Un reclamo por “malas liquidaciones” de salarios dificulta las exportaciones de granos de grupos como Molinos, Nidera, Noble, Vicentín y Pecom Agra, entre otros
Desde el viernes pasado, el complejo exportador de cereales más importante de la Argentina, está virtualmente paralizado. Los “Marineros Autoconvocados” de los puertos de San Lorenzo, en Santa Fe, comenzaron una medida de fuerza que implica el trabajo a reglamento, quedando los horarios para carga y descarga restringidos.

Los trabajadores reclaman por las “malas liquidaciones” de los salarios. Desde la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (Capym), confirmaron que a principios de junio se habían realizado encuentros entre las partes y el sector empresarial se había comprometido a regularizar las liquidaciones. Sin embargo, no todos cumplieron.

A partir de esto, y de acuerdo a un comunicado que envió la Cámara, los marineros anunciaron como medida el trabajo a reglamento en la zona de San Lorenzo, quedando los horarios operativos restringidos de lunes a viernes de 7 a 11, y de 13 a 17. En tanto, los sábados no operarán de 7 a 11.

El próximo jueves, la Capym se volverá a reunir con las empresas en busca de encontrar una solución. Mientras tanto, las terminales ACA A; Toepfer International; Planta Timbúes; Molinos Río de La Plata; Nidera; Noble Argentina; Terminal 6; Vicentín y Pecom Agra tendrán su operatoria complicada.

“El viernes pasado ya fue muy difícil operar y al cierre de las terminales por la niebla se le sumo la restricción horaria”, explicó una fuente de la zona.

Las operaciones en el mayor complejo agroexportador de la Argentina se realizan “24 x 7” –24 horas por siete días–, por lo que la decisión de los marineros de trabajar a reglamento significa en la realidad una virtual paralización.

Por otro lado, desde las terminales portuarias explicaron que la medida afectará al congestionamiento actual de buques que sufre la zona.

“Para esta fecha del año se juntan las exportaciones de maíz y de soja, por lo que ya hay un tráfico marítimo importante. Pero a lo que naturalmente es complejo se le suma que, como consecuencia de los problemas que hay en Brasil, se derivaron muchos buques para la Argentina, por lo que el río está con muchas embarcaciones que están esperando para cargar e irse”, dijo un empresario del sector a El Cronista.

Los conflictos a los que hace referencia en el vecino país son una mezcla de colapso logístico por la falta de infraestructura portuaria, más un paro del Movimiento Unión Brasil Camionero (MUBC), el sindicato más influyente del país vecino que, entre otras medidas, bloquea la entrega de granos en el puerto de Santos, la principal terminal marítima del vecino país.

A esto se le sumará hoy el paro del Sindicato de Camioneros de Hugo Moyano que lanzó el viernes de la semana pasada. La medida de fuerza implicará que, por lo menos durante el día de hoy, no llegue un nueva carga de cereales, y eso lo utilizarán las cerealeras como una especie de “pulmón” mientras intentan exportar lo que ya tienen acopiado.

Comentá la nota