"El conflicto son las horas de trabajo"

"El conflicto son las horas de trabajo"
Según el funcionario porteño Ezequiel Sabor, los Metrodelegados tienen una jornada laboral de seis horas de las cuales trabajan cuatro ya que usan dos "de descanso". Con las dos nuevas estaciones trabajarían una hora más

El subsecretario de Trabajo porteño, Ezequiel Sabor, advirtió que podría haber sanciones para los trabajadores del subte si continúa el conflicto en la Línea B, consideró que puede constituir causal de despido y manifestó que el tema de la seguridad en las nuevas estaciones "quedó resuelto" en la reunión del lunes.

"Ellos están dispuestos a correr los trenes hasta la estación Rosas si dan cuatro vueltas. Que los subtes den cuatro vueltas significa que de las 6 horas que deben trabajar, van a trabajar 4. Ese es el conflicto", explicó el funcionario porteño.

En ese sentido, explicó que "en el convenio colectivo del subte la jornada de trabajo es de seis horas" y afirmó que "efectivamente no se trabaja seis horas, hay un tiempo de descanso. Ellos piden utilizar de ese tiempo casi dos horas para descanso y la empresa está intentando una producción un poco mayor".

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, ya advirtió que "se les va a descontará lo no trabajado" a los metrodelegados.

Comentá la nota