El conflicto lechero entra en zona de máxima tensión

El conflicto en el sector lácteo llega a su pico de tensión, luego de tres días de bloqueo de los tamberos sobre casi 30 plantas de Santa Fe y Córdoba, en respaldo al reclamo de incremento del...
El conflicto en el sector lácteo llega a su pico de tensión, luego de tres días de bloqueo de los tamberos sobre casi 30 plantas de Santa Fe y Córdoba, en respaldo al reclamo de incremento del precio que paga la industria por la materia prima. Unos 4 millones de litros de leche noo podrían ser pausterizados ni almacenados si no se encuentra una tregua en la pelea, con lo cual se tirarían. De hecho, ya hubo productores que ayer tiraron leche reción ordeñada por no tener dónde depositarla.

En un intento por mediar y descomprimir la crítica situación, el ministerio de la Producción de Santa Fe convocó una reunión a representantes del sector primario tanto de Santa Fe como de Córdoba, la industria y autoridades nacionales pero el encuentro que se realizó en la capital provincial se vio frustrado cuando por parte del sector fabril sólo asistió Sancor. Se negaron a participar la Asociación de Pymes Lácteas (Apymel) y el Centro de la Industria Lechera (CIL) argumentando que sólo dialogarán cuando se levanten los bloqueos.

No obstante, durante el encuentro se decidió enviar notas al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yahuar; y al jefe de Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, para que tomen "urgente intervención" en el tema. Ahora se aguarda un llamado desde el gobierno nacional.

El titular de la cartera productiva santafesina, Carlos Fascendini, dijo que la principal preocupación del gobierno es garantizar la paz social. "Estamos pidiendo en un tono desesperado que se haga cargo de la gestión", subrayó y advitió que "en algunos casos ya empezó el derrame de leche porque no hay capacidad de retención, y el panorama es que se afecte toda la producción de leche que serían unos 4 millones de litros". Fascendini manifestó su disconformidad por la ausencia de las cámaras industriales en la reunión realizada ayer y expresó su "profunda preocupación" por el desenlace de este conflicto lechero que tiene como epicentro la provincia de Santa Fe.

Basso. El secretario de Agricultura de la Nación, Lorenzo Bassó, dijo que el tratamiento del conflicto de precios en la cadena láctea está en la órbita del Ministerio de Economía. De todos modos, adelantó que es intención del gobierno sentar a la mesa de negociaciones al sector supermercadista. "La base del conflicto es compleja porque involucra el comportamiento de precios en toda la cadena, sobre un contexto de mucha producción que encuentra un mercado externo deprimido porque el precio de la leche en polvo bajó a la mitad", explicó desde Rosario, donde participó del congreso de Aapresid.

Desde la producción piden una urgente recomposición del precio que reciben los productores tamberos por el litro de leche. En abril del 2011 el productor percibía en promedio $1,65 por litro de leche, mientras que en la góndola se pagaba $4. Hoy el productor percibe $1,50 mientras que el consumidor debe pagar entre $6 y $7 por litro, detallaron desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

Referente de FAA confirmaron que continúan los bloqueos en los establecimientos fabriles de Saputo en Rafaela; de Sancor en San Guillermo; Verónica en Lehmann; Williner en Bella Italia; Tregal en Crespo; Manfrey en Freyre; Verónica y Williner en Suardi; Corlasa en Esperanza; Milkaut en Franck y Pampa Cheese en Progreso. En Córdoba, las industrias bloqueadas son DPA y Noal en Villa Nueva; Manfrey en Morteros, y Saputo en Tío Pujio. En Buenos Aires, se renovó el bloqueo a La Serenísima.

Comentá la nota