El conflicto en la línea 60 tuvo su noche más tensa

El conflicto en la línea 60 tuvo su noche más tensa

Con una orden de desalojo, efectivos de la División de Infantería están desde anoche en la terminal cabecera de Constitución, por pedido de la jueza federal María Servini de Cubría. Hoy, podrían cortar accesos a la Ciudad.

La línea 60 de colectivos funcionó ayer con un servicio reducido tras un principio de acuerdo alcanzado con la UTA para la reincorporación de los choferes despedidos, y anoche la policía inició un operativo de desalojo en la cabecera Constitución.

Cerca de las 22.30, por orden de la jueza federal María Servini de Cubría, unos 70 efectivos de la seccional 26a., a cargo del subcomisario Sánchez, desplegaron un operativo de desalojo de la cabecera Constitución, que se extendió durante esta madrugada en un clima de tensión, sin pasar a mayores.

Según pudo saber Clarín, los trabajadores en asamblea estudiaronmás medidas de fuerza para las primeras horas de esta mañana. Entre las posibilidades, podrían darse cortes en el Puente Pueyrredón -que une el partido de Avellaneda con la Ciudad de Buenos Aires- y en la  autopista Panamericana. De darse la manifestación, sería cerca de las 7.

Por su parte, otro delegado, Néstor Marcolín, señaló varias horas antes del operativo de desalojo que "a nosotros, que somos los principales perjudicados, nadie nos llamó para negociar: sigue el lock out patronal, porque no nos dejan salir a prestar servicio".

En declaraciones a la agencia de noticias DyN, Marcolín precisó que"a los trabajadores no nos llamaron a participar de las discusiones. Fue un acuerdo que firmó la empresa con la UTA en el ministerio de Trabajo".

Los trabajadores se mantuvieron ayer en las tres cabecerasde la línea que une Constitución con la zona norte del conurbano bonaerense y aseguraron que la empresa no les permitió sacar las unidades a la calle porque los choferes se niegan a cobrar boleto como medida de protesta.

Esteban Simonetta, otro de los delegados, advirtió que la empresa"sacó unas pocas unidades a la calle con el apoyo de barras de River y de Chicago". "Están buscando romper la huelga", sostuvo en declaraciones radiales.

En tanto, el presidente de la empresa Micro Omnibus Norte SA (Monsa), Marcelo Pasciuto, le dijo a DyN que "desde la cabecera de Ingeniero Maschwitz han salido algunos coches hoy a la mañana, pero la de Constitución está tomada por los delegados".

Pasciuto aseguró que la empresa "ya perdió 8 millones de pesos"por la medida de fuerza y responsabilizó por la continuidad del conflicto al cuerpo de delegados, a quienes definió como "50 delincuentes o locos que están haciendo este paro".

"Hay un principio de acuerdo con los trabajadores desde el sábado a la noche. Los 48 despedidos fueron reincorporados e incluso ayer algunos de ellos trabajaron. Pero los sindicalistas no acatan la conciliación obligatoria", afirmó.

"Están todos los trabajadores incorporados entonces no lo entiendo. Hay un capricho, quieren algo que es ilógico", añadió.

El sábado el jefe de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, dijo que se logró un principio de acuerdo con la empresa Monsa, al acceder a la reincorporación de los trabajadores despedidos.

El conflicto entre esa empresa y los choferes comenzó el 25 de junio, cuando los trabajadores dejaron de cobrar pasaje en repudio al despido de uno de los trabajadores, tras lo cual la compañía echó a otro grupo de trabajadores.

La línea 60 transporta a unos 250 mil pasajeros por día, entre Constitución y los partidos bonaerenses de Tigre y Escobar.

Comentá la nota