El conflicto con los sindicatos docentes bonaerenses, sin un horizonte de solución

Los docentes bonaerenses nucleados en el Frente Gremial cumplieron ayer el tercer día de paro en lo que va de la semana en reclamo de mejoras salariales, mientras el gobierno provincial dijo no saber “dónde quieren llegar”, al reiterar que la paritaria “está cerrada”.
El Frente Gremial Docente Bonaerense resolvió extender hasta hoy, para completar las 96 horas de paro esta semana, y advirtió que “no habrá acuerdo” en caso de quitas y falta de mejoras salariales.

El ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango, criticó la extensión de la medida de fuerza y manifestó que, aunque el diálogo está abierto, no hay posibilidad de mejorar la propuesta salarial “en términos sustantivos”.

“No sé adónde quieren llegar, qué es lo que quieren hacer (los maestros)”, expresó el funcionario, y advirtió que “el camino del diálogo está abierto, la paritaria está cerrada”.

Cuartango volvió a lamentar la actitud de los docentes y sostuvo que “(el gobernador bonaerense, Daniel) Scioli llamó a la reflexión y al diálogo y le respondieron con otras 48 horas de paro, con lo cual llevamos, por primera vez en muchos años, 96 días” sin clases.

Consultado acerca de si la administración sciolista podría mejorar la propuesta que presentó a los docentes, Cuartango afirmó que “en términos sustantivos, no”.

Por su parte, la directora general de Cultura y Educación, Nora De Lucia, destacó que “hubo un gobernador que pidió reflexión y que normalicen el servicio educativo y hubo organizaciones gremiales que respondieron a esto, es decir 96 horas de paro, casi una semana”.

La funcionaria consideró que después de la conciliación obligatoria “se ofrecieron $ 400 y se quiso avanzar en la recuperación de los días de paro para no descontarlos de los haberes, pero rechazaron todo”.

Comentá la nota