Conflicto en Todo Tartas: Ante la persecución gremial, un avance de los trabajadores

Conflicto en Todo Tartas: Ante la persecución gremial, un avance de los trabajadores

Se presentó un amparo pidiendo la reincorporación del compañero despedido. Paralelamente, hemos sido autorizados por la justicia para participar en el expediente en calidad de particulares damnificados, lo cual nos permitirá proponer medidas de investigación para dilucidar materialmente cómo fueron los hechos y quiénes fueron los AUTORES IDEOLÓGICOS de la operatoria que se llevó a cabo el 28 de junio pasado.

La semana pasada, desde la CTA, se presentó un amparo en Tribunal de Trabajo pidiendo dos medidas cautelares: por un lado, la reinstalación de un trabajador (integrante del SICAMM),  y por otro,  que no realicen más despidos a los afiliados del SICAMM (CTA) que aún se desempeñan  para la rotisería.

Asimismo en el ámbito de lo penal, fuimos autorizados por la justicia para participar en el expediente en calidad de particulares damnificados a raíz de los ataques sufridos por la patota parapolicial de Todo tartas, que la noche del 28 de junio reprimió a los trabajadores que se manifestaban en la puerta de dicho local. En este sentido, nuestra defensa ya ha realizado los primeros pedidos de medidas de prueba: Oficio al servicio penitenciario, a la policía federal, a la bonaerense y a gendarmería,  para que se informe si hay más integrantes de la patota que formen parte de alguna de dichas fuerzas de seguridad;  oficio al Ministerio de Seguridad de Provincia para saber si algún integrante de dicha patota se desempeña (o se desempeñó) en alguna empresa de seguridad privada.

Se realizó también la presentación de la carta del Intendente de Mar del Plata, Gustavo Pulti, al Ministro de Seguridad de la Provincia, Ricardo Casal, y se ofrecieron los nombres de los testigos del hecho.

Desde el SICAMM y la CTA consideramos que estas acciones legales son un avance para los trabajadores que desde el mes de junio venimos atravesando un proceso de lucha contra la patronal de Todo Tartas, cuando los repartidores organizados allí nos dispusimos a reclamar por mejoras en las condiciones laborales.

No obstante, este proceso no ha sido uniforme y entendemos que aunque se han logrado ciertos avances en las condiciones laborales de todos los trabajadores de la firma (tras la intervención del SICAMM en el conflicto, se regularizaron todas las irregularidades laborales de todos los empleados de la firma, incluso de los que no formaron parte activa del reclamo), la patronal continua hostigando a los compañeros afiliados del SICAMM, a quienes, aparte de buscarles, de manera constante, motivos de apercibimiento o sanciones que en el futuro sirvan como justificación de eventuales despidos, se los maltrata sistemáticamente: No se los deja entrar al local, no les dan de comer, no los dejan pasar al baño y no los dejan hablar con los compañeros de trabajo, ni siquiera saludarse.

Por todo esto, manifestamos que llevaremos a fondo el reclamo de mejoras de los trabajadores, porque entendemos que es justo hacer valer  los derechos que por ley nos pertenecen.

No cesaremos en el avance de la investigación hasta que los autores materiales e intelectuales del grupo de tareas parapolicial, sean alcanzados con todo el rigor de la justicia.

Comentá la nota