El PRO confronta con Metrodelegados

El PRO confronta con Metrodelegados
La primera ofensiva arrancará el martes cuando el macrismo salga a defender el proyecto que redactó el legislador Martín Ocampo, donde se propone eliminar la jornada laboral de seis horas, entre otros puntos.
El macrismo concentrará el fuego verbal para redefinir la relación con los trabajadores, y sostendrán que "el primer costo de la tarifa es el costo laboral y, si pretendemos bajar la tarifa, hay que mejorar la eficiencia laboral", advirtió una fuente del PRO, que eligió el anonimato para anticipar que, de acuerdo con las estimaciones macristas, "el subte de la ciudad triplica la tasa de trabajadores por kilómetro recorrido de los demás servicios ferroviarios bajo tierra del mundo".

Esa tasa, que surge de la auditoría contratada por la comuna al Metro de Barcelona, busca poner en tela de juicio la jornada de seis horas que establece el Convenio Colectivo de Trabajo de los trabajadores del subte, obtenido luego de un largo proceso de reclamos y huelgas, que redujo el horario de ocho horas a seis, a partir del reconocimiento de la insalubridad de la actividad. Ese concepto, consagrado por la legislación nacional, cambiará en caso de que el proyecto elaborado por el PRO prospere tal como fue elaborado por Ocampo, bajo la supervisión del jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta.

En términos políticos, el PRO buscará posicionar a los metrodelegados como su principal antagonista, especialmente a partir del próximo martes, cuando se reanude la negociación paritaria entre la AGTSyP y la concesionaria Metrovías, del Grupo Roggio, dentro de la Subsecretaría de Trabajo porteña.

Comentá la nota