Un conglomerado de gremios disidentes exigieron ‘diálogo’ al gobierno

Entre ellos se encuentran los docentes de AMP, los municipales del SOEM, los médicos de APROSLAR y los estatales del SITRAPP, entre otros.
Puntualmente, criticaron que el Ejecutivo fije aumentos de forma unilateral, sin negociar con los gremios, y a su vez reclamaron un piso salarial de $4.000 contra los $2.824 en los que hoy en día se ubica el mínimo de bolsillo (quincenita incluida). Finalmente, rechazaron el modelo SAPEM y pidieron que el dinero que va a esas empresas se vuelque a los aumentos de sueldos.

Alrededor de una veintena de gremios, en su mayoría del sector estatal, se reunieron este viernes en un plenario sindical para analizar la cuestión salarial y le exigieron al gobierno de Beder Herrera abrir el diálogo para obtener una recomposición en los sueldos.

El plenario se llevó a cabo en el galpón de la Vieja Estación y tras varias horas de deliberación, el arco sindical opositor al Gobierno dio a conocer un duro pronunciamiento en el que se cuestionarios varias políticas que lleva adelante la administración de Beder Herrera y se ratificó el reclamo por la apertura de una paritaria estatal.

El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), el Sindicato de Trabajadores Públicos Provinciales (SITRAPP), la Asociación de Maestros y Profesores (AMP), la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSLAR) y la CGT disidente fueron los gremios más representativos del sector.

También estuvieron presentes los gremios SERSalud, AGEOM (municipales), el gremio del Tribunal de Cuentas Municipal, Seguridad, SMATA, Árbitros de Fútbol, Gastronómicos, Aguas Gaseosas y representantes de los trabajadores con becas laborales.

Hay que destacar que varios de estos sindicatos forman parte de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) La Rioja.

Diálogo

Una de las cuestiones prioritarias analizadas durante el plenario fue el tema salarial.

El sector insistió por una apertura de la paritaria estatal y adelantó que la semana entrante se pedirá una audiencia con Beder Herrera. “Le estamos exigiendo al Gobierno que abra el diálogo para discutir sobre los salarios”, señaló el titular de AMP y de la CTA, Rogelio De Leonardi.

El sector exige una mayor recomposición salarial y sueldos en blanco a la vez que se rechazan los incrementos que fija unilateralmente el Gobierno.

Los gremios reivindicaron su pedido de un piso salarial de 4.000 pesos contra los 2.824 en los que hoy se ubica el sueldo mínimo de bolsillo.

Contra las SAPEM

Como ya se lo hizo en otras oportunidades, los gremios volvieron a cuestionar la creación de empresas SAPEM que impulsa el Gobierno. “Le estamos diciendo no a las SAPEM. Hoy las SAPEM ya creadas cubren el 25 por ciento del Presupuesto Provincial. Por eso es que no hay plata para los aumentos salariales. Todo va a parar a las SAPEM sobre las que nadie conoce cómo se manejan esos fondos”, se quejó De Leonardi.

Otro de los pronunciamientos de los gremios estuvo vinculado contra la precarización laboral en el Estado.

También se cuestionó el funcionamiento de la obra social APOS y se le exigió al Estado realizar mayores aportes para mejorar el servicio a los afiliados “y que la obra social deje de ser un negocio de pocos”.

Además, se ratificó el rechazo a la actividad megaminera y se insistió por la sanción de una ley de coparticipación municipal.

Además hubo espacio para analizar la situación del sector privado, en especial la de los trabajadores del Parque Industrial. “Si todo sigue como hasta ahora quedará un cementerio en el Parque Industrial”, indicaron.

Finalmente, los gremios afirmaron que estos plenarios se repetirán cada 15 días. “Este es un tiempo nuevo para los trabajadores, para los activos y para los precarizados y desocupados. Este es el inicio de un plan de acción”, advirtieron.

Comentá la nota