El Consejo de Asunt suspendió al presidente

El Consejo de Asunt suspendió al presidente

También pidieron la remoción de Rollán, que será notificado hoy El funcionario no recibió ayer la resolución. El Consejo Superior debatiría esta cuestión la semana que viene

La suerte de Pedro Rollán como presidente de la Acción Social de la Universidad Nacional de Tucumán (Asunt) ya depende enteramente del Consejo Superior de la UNT. Ayer, los miembros del cuerpo se anoticiaron de manera informal de la resolución que da cuenta del pedido de remoción de aquel, que horas antes había sido votada por el Consejo Directivo de Asunt.

Fuentes del Rectorado confiaron a LA GACETA que la sesión extraordinaria en la cual tratarían el expediente en cuestión podría realizarse a principios de la semana que viene, debido a la premura por dar solución a la crítica situación por la que atraviesa la obra social.

Desde hace mucho tiempo, Asunt viene atravesando una crisis económico financiera, que derivó en las últimas semanas en la suspensión de prestaciones de salud -Colegio Médico, Círculo Odontológico de Tucumán y de la Asociación Tucumana de Anestesiología, Analgesia y Reanimación (en algunos casos, se dieron soluciones parciales)-. A raíz de ello, la mayoría de los consejeros directivos habían reclamado en un par de ocasiones la renuncia de Rollán. Ante la negativa de este a dimitir, le habían requerido que convoque a una sesión extraordinaria del cuerpo, para tratar el pedido de su remoción. Incluso, llegaron a solicitar esta reunión mediante carta documento. Como el presidente no la convocaba, aprovecharon la sesión ordinaria del cuerpo que se realizó ayer, y presentaron el tema sobre tablas. Finalmente, con el voto positivo de nueve de los 10 miembros -la representante de los jubilados, Yolanda Vaca, no participó porque se encontraría de viaje-, se votó el pedido de remoción.

Sin notificar

No obstante, Rollán no se había notificado de esta resolución, debido a que se marchó de la sede de Asunt antes de que terminen de redactar el texto. De todos modos, fuentes de la obra social adelantaron que a primera hora de hoy lo notificarán, mediante escribano. Mientras se desarrollaba la sesión, los empleados de la obra social realizaron una protesta por la situación de Asunt, que consistió en aplaudir durante algunos minutos.

De acuerdo con el artículo 11° del estatuto de Asunt, el solo hecho de que prospere el pedido de remoción hace que el presidente quede suspendido automáticamente de sus funciones: “el Consejo Directivo podrá solicitar la remoción del presidente, mediante decisión fundada con el voto de las dos terceras partes del total de sus miembros. El pedido de remoción implica la suspensión preventiva del presidente”. En ese sentido, bien se notifique Rollán la Presidencia será ejercida por el vicepresidente, Francisco Paolantonio, al menos hasta que el Consejo Superior defina sobre el pedido.

Precisamente, durante la tarde de ayer, los miembros del Consejo Superior -reunidos en comisiones conjuntas para tratar la cuestión de Asunt- continuaron analizando la situación crítica de la obra social, siempre con la premisa de resolver la crisis en forma urgente, para que los afiliados no sigan recibiendo la prestación irregular del servicio de salud. Como el expediente con la resolución que solicita la remoción de Rollán no había ingresado por mesa de entradas, sólo tomaron conocimiento de manera informal de este.

El abogado Oscar López denunció ayer penalmente al actual presidente de Asunt, Pedro Rollán, por los presuntos delitos de fraude en perjuicio de la administración de la UNT, administración fraudulenta, peculado, malversación de caudales públicos y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. El planteo recayó en manos del fiscal federal Carlos Brito.

Comentá la nota