La UNT consideró “desafortunados” los dichos del juez Gandur sobre el EPAM

La UNT consideró “desafortunados” los dichos del juez Gandur sobre el EPAM
Mediante un comunicado, la Casa de Juan B. Terán señaló que las manifestaciones del titular de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, resultan "un exceso y una lamentable ausencia de prudencia y proporcionalidad".

La Universidad Nacional de Tucumán ve con preocupación las manifestaciones por el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, Antonio Gandur, quien por su representatividad institucional tiene el deber de ejercitar el más alto grado de razonabilidad.

Por ello, según un comunicado de esa entidad que reza lo siguiente: Resultan desafortunadas las expresiones de “divagaciones” a las actuales medidas que llevan a cabo las autoridades universitarias para buscar una solución que conforme a la gran diversidad de nuestros alumnos EPAM que provienen de distintos sectores, formaciones, y criterios.

Vincular a la Universidad Nacional de Tucumán con “regresiones” en materia de Derechos Humanos, invocando la Convención Americana sobre de Derechos Humanos, como lo ha hecho el Profesor Consulto resulta por lo menos un exceso y una lamentable ausencia de prudencia y de proporcionalidad.

No se puede livianamente sostener que una Institución como la UNT no contemple las convenciones y pactos en materia de Derechos Humanos, con la carga vivencial, histórica y emotiva que tiene para la comunidad universitaria dicha temática. Es preocupante la pérdida de Memoria puesta de manifiesto en las expresiones antes señaladas, sobre las formidables acciones, las constantes reivindicaciones y valientes luchas de nuestra Universidad Pública en la Defensa de los Derechos Humanos, realizados desde los tiempos más duros de nuestra historia y que hasta la actualidad realiza, gestiona y reivindica.

La problemática nos preocupa, al igual que a toda la sociedad, como así también cada una de las situaciones de violaciones a tan altos derechos definidos como humanos, por ejemplo los derechos de las víctimas de delitos impunes, el hacinamiento edilicio en los contextos de encierro, las condiciones deficientes de trabajo y seguridad de empleados y funcionarios judiciales, entre otras cuestiones pendientes de resolver.

La vocación universitaria nos hace coincidir con los principios de la Convención Americana sobre derechos económicos, sociales y culturales, en especial su protocolo adicional referido a los adultos mayores. La actividad extensionista de la Universidad Nacional de Tucumán debe verse en el marco de los objetivos y funciones de una Universidad Pública y sus reales posibilidades en materia de Educación No Formal, garantizando las condiciones de dignidad, que también creemos merecen todas las personas que transitan nuestras aulas, con los criterios de una Universidad Pública, libre y autónoma.

Cabe destacar que el traslado a la sede que hoy ocupa el EPAM, fue realizada con el consentimiento y conocimiento de los alumnos y su Cooperadora. La Asociación Cooperadora del EPAM, mediante nota firmada por su presidente e integrantes de la misma el 01 de noviembre de 2012. Por lo tanto, no podemos coincidir con las expresiones del Sr. Profesor Consulto, de que el traslado de EPAM fuera abrupto e inconsulto.

La pervivencia del EPAM, nunca ha estado en duda para las actuales autoridades universitarias, ni mucho menos su mantenimiento en las actividades de Extensión Universitarias. Durante todo el año 2012 y 2013 el ciclo lectivo del EPAM se ha desarrollado con normalidad, sin que se hubiera suspendido ni un solo día de clases.

Comentá la nota