Consommé: suspenden desalojo por la crisis social que provocará

La resistencia de los trabajadores de la planta fabril Colonia Lechera Modelo, ex Consommé, quienes mantuvieron tomada la fábrica durante un día y medio, dio sus frutos. Ayer, a última hora de la tarde, la jueza civil de Santa Rosa, María del Carmen García, resolvió suspender temporariamente la orden de desalojo que había emitido y devolverá el expediente al juzgado de origen, en la Capital Federal, para que se revise la medida cautelar que había ordenado la intervención en la fábrica de leche en polvo, ubicada en la localidad de Anguil.
El personal de la planta, junto a familiares y amigos, había pasado la noche del martes hasta ayer en el interior del predio, continuando la toma iniciada anteayer al mediodía. Fuentes oficiales habían asegurado a este diario que el desalojo era inminente y tendría lugar ayer a las 8.30, pero finalmente no se concretó. En cambio se realizaron reuniones entre el dueño actual, Sergio Prieri, y el anterior, Luis D'Espósito, de la firma Cows and Bulls. El último acusa al primero de no haber cumplido con los pagos acordados (alrededor de 7 millones de dólares) y por eso le inició un juicio de rescisión del contrato, a la vez que presentó una medida cautelar pidiendo que la planta fuera desalojada hasta tanto se resolviera el litigio.

Sin acuerdo.

En la audiencia de conciliación, realizada en Anguil, tomó parte la jueza civil María del Carmen García, representando al Juzgado Civil y Comercial 15 de la Capital Federal, que había remitido la orden de desalojo. Pasado el mediodía, el abogado de D'Espósito, Federico López Lavoine, aclaró que "bajo ningún punto de vista" se pretendía emplear la fuerza para desalojar. En la negociación, D'Espósito reclamó el pago inmediato de dos millones de dólares para desistir de la acción judicial, pero no hubo acuerdo.

En tanto, en las inmediaciones de la planta, los abogados representantes de los trabajadores, Javier Torroba y Julia Coito, estaban reunidos con ellos para plantear alguna solución alternativa a la toma de la fábrica. En horas de la siesta, por vía telefónica, Torroba informó que después de algunas horas de negociación no se había llegado a acuerdo alguno. En cuanto a los operarios, trasmitió que los mismos estaban firmes en su reclamo por mantener la fuente de trabajo en la fábrica". Una de las opciones pensadas, que tampoco prosperó, fue la de pasar a un cuarto intermedio de 48 horas con custodia policial, pero que la planta siguiera activa.

Por la fuerza, no.

Anoche, los trabajadores estaban abandonando la planta, luego de conocida la decisión de la magistrada santarroseña de suspender el desalojo. A esa decisión contribuyó un informe de la Policía de La Pampa que desde temprano estuvo en el lugar, a cargo del subjefe de la Unidad Regional I, Fabio Girabel. El funcionario policial, con apoyo de sus superiores, desaconsejó el uso de la fuerza. En el interior de la planta estaban alrededor de sesenta personas, trabajadores, sus esposas e hijos y también adultos mayores.

Los trabajadores confiaban en que la decisión judicial tomada por un magistrado porteño de dar curso a la cautelar de desalojo de los propietarios actuales había sido tomada suponiendo que la planta estaba inactiva. Por ese motivo se esperanzaron en que la Justicia porteña revea su decisión a partir del informe elevado por la jueza García. Ninguno quiere oír hablar de D'Espósito, a quien acusan de haber parado la fábrica hace tres años, dejando al personal sin trabajo.

Apoyo Intersindical

Desde que el pasado martes comenzara la toma de la fábrica "Colonia Lechera Modelo" por parte de los empleados, esa primera jornada se acercó a interiorizarse con el conflicto, Julio Acosta, el secretario general de Luz y Fuerza.

Ayer por la mañana, acompañó nuevamente la protesta el secretario del gremio de los judiciales, Ceferino Riela, y al mediodía, lo hizo el secretario general de UPCN, Jorge Lezcano.

Comentá la nota