Consorcios deberán pagar un plus de $2.000 a los porteros, que impactará en las expensas

Consorcios deberán pagar un plus de $2.000 a los porteros, que impactará en las expensas
El llamado "bono no remunerativo" fue anunciado por Fateryh. El secretario del sindicato, Víctor Santamaría, lo declaró una "conquista" del gremio. Dueños e inquilinos deberán pagarlo en cuatro cuotas de $500

Tras un fin de año en el que ni la gran mayoría de los trabajadores ni los jubilados sumaron un plus a su ingreso habitual, la novedad llega para el bolsillo de los encargados de edificios: por un acuerdo entre el sindicato y las cámaras de administradores, cobrarán un bono de $2.000 no remunerativos (sin aportes ni contribuciones a la seguridad social), que dueños o inquilinos de departamentos deberán pagar en cuatro cuotas de 500 pesos.

Esas cuotas están distribuidas entre los salarios de diciembre, enero, febrero y marzo. Pero como el acuerdo se firmó cuando ya se habían liquidado en gran medida los sueldos del último mes de 2012, con el ingreso correspondiente a enero los consorcios deberán pagar dos cuotas juntas, es decir, $1.000. La resolución 557 del Ministerio de Trabajo, que homologa el pacto, es del 28 de diciembre.

El llamado "bono no remunerativo" fue anunciado por la Federación Argentina de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Fateryh) mediante una publicación en su página web, según La Nación.

El secretario general del sindicato, Víctor Santamaría, se refiere allí a una "conquista" del gremio y considera que la medida alentará el consumo y, por eso, permitirá seguir avanzando "en el proyecto nacional y popular".

Lo cierto es que, como contrapartida de ese plus salarial, habrá un impacto en las expensas que pagan los consorcistas. Se suma al efecto que tuvo, en los últimos meses del año pasado, una disposición que exige la asistencia de los encargados a un curso anual de higiene y seguridad.

Esa capacitación tuvo, en 2012, un costo de $500 y es organizada por el Seracarh, una entidad integrada por el sindicato y las tres cámaras de administradores que firman el convenio colectivo y los acuerdos salariales.

En 2012, el gremio había acordado un aumento salarial de 18%, repartido en dos etapas: 12% llegó con los salarios de abril y 6%, con los de junio. El sindicato anunció entonces que había actuado con responsabilidad, teniendo en cuenta la quita de subsidios y otros factores que impactarían en el bolsillo de los consorcistas.

Por su parte, la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias (Caphyai, una de las tres cámaras del sector), en una circular dirigida a sus socios, consignó que cuando se pactó el aumento del 18%, se tomó el compromiso de reverlo "una vez finalizado el resto de los acuerdos de otros gremios".

La entidad da a entender que, por no haberse logrado esa renegociación, se dispone ahora el pago de la suma no remunerativa de $2.000. En la nota también aclara que, en caso de trabajadores con horarios reducidos o jornalizados, deberá efectuarse el pago de montos proporcionales.

Dos años atrás, el sindicato había acordado con las cámaras el pago de $300 durante los meses de verano. Luego, antes de negociarse el acuerdo paritario por 2011, ese monto fue incorporado a los salarios de convenio.

De esa manera, si bien se anunció para ese año un acuerdo del 21,5%, el efecto final resultó del 39%, tal como se desprende de las planillas salariales del gremio, ya que lo acordado se calculó sobre los básicos actualizados.

Para este año, y según las palabras de Santamaría, habrá negociaciones en marzo para evaluar la recomposición de los salarios de convenio.

Según la escala salarial vigente, el sueldo de un encargado permanente con vivienda en un edifico de primera categoría (con tres o más servicios centrales) es de $4.472, mientras que en la otra punta (edificio sin servicios centrales, cuarta categoría) el básico es de $3.727, montos a los que se suman los plus por antigüedad u otros conceptos.

Comentá la nota