Continúa el paro del Simape y vuelve a profundizarse el conflicto en el puerto

Continúa el paro del Simape y vuelve a profundizarse el conflicto en el puerto
El gremio denunció la falta de una propuesta de aumento salarial diferente a la acordada por el SOMU. Acusan al ministro de Agricultura y Pesca de poner palos en la rueda para entorpecer la negociación. "El ministro no quiere que los empresarios se sienten a discutir con nosotros, nos parece rarísimo", disparó el dirigente Pablo Trueba.
La novela del conflicto en el puerto local sumó ayer un nuevo capítulo: el Simape decidió en una asamblea continuar con el paro al no recibir una nueva propuesta de aumento salarial y responsabilizó al ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yauhar, de poner palos en la rueda en la negociación.

Además, desde el Sindicato Marítimo de Pescaderos convocaron a un corte de ruta para el próximo lunes a las 8 de la mañana en la Autovía 2 -la principal vía de acceso a Mar del Plata-. La protesta contará con el apoyo y acompañamiento de varios sindicatos de peso: ya comprometieron su respaldo los camioneros, la UTA y los empleados de comercio, entre otros. Así, el conflicto tiende a profundizarse.

La decisión de seguir con la medida de fuerza fue votada por unanimidad y se precipitó luego de que el gremio no recibiera una propuesta diferente a la que ya acordó el SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) con las cámaras. En otras palabras: los trabajadores consideran insuficiente el ofrecimiento empresarial de un aumento salarial de 22 por ciento desdoblado en dos cuotas. El gremio sólo firmó tres convenios particulares con armadores independientes y consistió en una suba de 22%, cuyo 11% será pagado retroactivo a abril y el 11% restante en octubre.

En el puerto ya hablan del conflicto sin fin. No exageran: los trabajadores iniciaron el plan de lucha el 11 de mayo. Con el correr de los días las negociaciones entraron en un callejón sin salida y el diálogo está roto entre las partes. Como si fuera poco, la personería gremial del Simape -cuestionada por el SOMU en la Justicia- profundizó las diferencias y se metió de lleno en la discusión salarial.

"Compañeros sigamos firmes con el paro que está dando buenos resultados", fue el mensaje que el secretario adjunto del gremio, Pablo Trueba, bajó a los trabajadores en el marco de la asamblea. "Esta situación no da para más", se sinceró el sindicalista al brindar un breve discurso en la puerta del Simape, acompañado por el secretario general Juan Domingo Novero. "No recibimos ninguna propuesta porque quedó sin aval", explicó.

Sin pelos en la lengua, Trueba cuestionó con dureza a Yauhar: lo acusó de bloquear la negociación. "El ministro no está dispuesto a que los empresarios se sienten a discutir con el Simape, lo cual nos parece rarísimo. Quiere que firmemos el acuerdo del SOMU o nada, es una falta de respeto. Seguramente debe tener algún tipo de amistad más fuerte con el SOMU que con nosotros", disparó.

A lo largo de la asamblea los trabajadores no ocultaron su malestar y pidieron la renuncia de Yauhar. "Que se vaya", gritaron cada vez que Trueba pronunciaba el nombre del funcionario. "El conflicto de la pesca estalló hace más de dos meses y el ministro no vino un solo día a la ciudad a interiorizarse de la situación. Le pedimos varias veces que convoque a una reunión entre los empresarios y el Simape, pero nunca lo hizo", dijo el sindicalista. Y enseguida agregó: "Lo invitamos a que venga a Mar del Plata a solucionar el problema de la pesca, queremos que dé la cara. Y si no que se corra del medio".

Desde el gremio salieron con los tapones de punta contra la figura de Yauhar, a quien acusaron de montar una operación para que se cayera la propuesta salarial que iban a recibir los trabajadores en las últimas horas. Las versiones hablaban de un ofrecimiento desdoblado de 22% (11% en marzo y 11% en julio). "Las novedades no son alentadoras -admitió Trueba-. Hubo operaciones externas para que la propuesta no tuviera el aval necesario. Encima el ministro dijo en los medios que a él no le preocupa que Mar del Plata se prenda fuego".

La medida de fuerza, que mantiene paralizado desde hace más de dos meses al puerto, genera preocupación e incertidumbre entre los empresarios pesqueros. No es para menos: más de 60 mil toneladas dejaron de ingresar al circuito de producción. Y las pérdidas económicas son cada vez más grandes para el sector.

"La propuesta que nos iban a hacer fue retirada. Si no tienen el aval de Yauhar, los empresarios no estarían dispuestos a hablar con nosotros. Ellos saben que tienen que negociar, pero el problema es que los están apretando. La voluntad del ministro hace que las cámaras no se sienten a discutir", afirmó Trueba. Además agregó: "Hablamos más del tema salarial con los medios que con los empresarios. No es tiempo de internas gremiales ni políticas, lo único que nos interesa es solucionar el conflicto".

En la asamblea los trabajadores anunciaron que el próximo lunes llevarán nuevamente su reclamo a la ruta 2. La manifestación tiene un objetivo de fondo: nacionalizar el conflicto. "No vamos a parar hasta conseguir el aumento. Jugaremos a fondo e iremos hasta las últimas consecuencias", advirtieron desde el Simape.

Comentá la nota