Continúa el paro de trabajadores hospitalarios, en protesta por la falta de seguridad en el nosocomio

“Queremos poner un punto final a la violencia dentro del hospital. No puede ser que cada vez que vaya alguien herido, accidentado, alcoholizado o demás, nos agredan”, aseguraron desde los Gremios.

El personal que trabaja en el Hospital Interzonal Abraham Piñeyro decidieron continuar con la huelga hasta tener la certeza de que habrá seguridad para los trabajadores. Así lo manifestó a DEMOCRACIA el delegado de Salud Pública, José María Córdoba, quien dijo que de la asamblea participaron todos los gremios Hospitalarios.

La medida de fuerza se da tras los hechos ocurridos a la madrugada del sábado pasado en el Hospital, sufridos por los trabajadores de la guardia del servicio de Emergencias, quirófano y demás dependencias, luego del fallecimiento de Jonathan Corredera, por la herida mortal infringida por otro joven en la vía pública (Güemes y Matheu). Personas que no estarían aún identificadas, fueron al Hospital, ingresaron, insultaron y según lo denunciado, agredieron físicamente algunos de los trabajadores del Hospital, además de romper vidrios e instalaciones.

Según testimonios, en aquella madrugada, se vivieron momentos de violencia, en el servicio de Emergencia, Quirófanos y pasillos. Esta situación no solo afectó al personal Hospitalario sino también a los pacientes que estaban circunstancialmente en Emergencia. Uno de los médicos de guardia, el doctor Cano, contó públicamente que uno de los pacientes huyó del lugar, atemorizado por lo que estaba pasando, en tanto que las enfermeras, por el mismo motivo, se encerraron dentro de los baños.

“El paro es una medida avalada en asamblea de trabajadores, queremos poner un punto final a la violencia dentro del Hospital. No puede ser que cada vez que vaya alguien herido, accidentado, alcoholizado o demás, nos agredan. Esto sucede continuamente. En la reunión del domingo último, a las 11, las autoridades policiales decidieron el pago de horas extras a dos policías que vigilen el Hospital, pero queremos que haya seguridad total, tememos a que estas situaciones de violencia se repitan. No sé si como pasó el sábado, que entró una banda, pero se han dado otros casos en que cualquiera amenaza, insulta y realmente el trabajador no sabe si les va a pegar, o a disparar un tiro. Además de esto están los robos, los pasillos se han transformado de noche en una boca de lobo, el área de Psiquiatría está aislada, sin custodia cuando es necesario que la haya”, explicó José María Córdoba.

“Hoy (por ayer), en asamblea con todos los gremios, los presentes resolvieron continuar el paro hasta tener una respuesta efectiva por parte del ministro de Salud, que podría venir el miércoles, cuando asuma el nuevo director del Hospital, doctor Carlos Garbe. Queremos que sepan lo que está pasando, tanto las autoridades como la población en general. Queremos un Hospital seguro, para el personal y para los pacientes”, dijo.

Reunión con las autoridades

En tanto, autoridades del ministerio de Salud de la Provincia se reunieron con personal del Hospital Piñeyro, con el fin de evaluar la situación y, al mismo tiempo, profundizar las medidas de seguridad en el nosocomio.

La directora de la Mesa Intersectorial por Hospitales Libres de Violencia, Cecilia Pozzo, confirmó que “la Policía se hizo presente en el lugar de inmediato debido a que el Hospital cuenta con un botón antipánico” que alerta sobre este tipo de situaciones, y en ese sentido, aseguró que “no hubo personal médico herido”. De hecho, “los profesionales de la salud no hicieron la denuncia, sino que fueron los mismos efectivos quienes la presentaron ante la Fiscalía”, agregó.

Ese mismo sábado, las autoridades del ministerio de Salud convocaron a los distintos gremios a una Mesa Intersectorial para el domingo, que fue encabezada por Cecilia Pozzo, por el director provincial de Hospitales, Claudio Ortiz, y por el director de Coordinación de Sistemas Regionales de Salud, Juan Quadrelli. Sin embargo y pese a que el llamado fue extensivo a todas las agrupaciones, solo asistieron representantes del Sindicato de Salud Pública.

En la reunión estuvieron presentes, además, jefes de la Policía Departamental y Distrital y de la Comisaría Segunda. “La Policía Departamental firmó un acta de compromiso para monitorear el Hospital los 365 días del año”, manifestó Pozzo. Y en esa línea, señaló que la cartera sanitaria ya destinó el dinero necesario a las horas Polad, un adicional para que los efectivos custodien los Hospitales, monto que a fines de enero fue duplicado por la cartera sanitaria y el ministerio de Seguridad, tras un pedido gremial.

Además, se acordó la financiación para la colocación de cámaras de seguridad en la guardia y en la periferia del Hospital. Asimismo, se pondrá en marcha una capacitación destinada a los cuidadores Hospitalarios para abordar hechos conflictivos. Mientras que, en los próximos días, las autoridades de la cartera sanitaria regresarán al Hospital para realizar una evaluación referente a lo pautado, y para delinear los últimos detalles de las jornadas de formación a los actores intervinientes.

Comentá la nota