Continuaba el piquete frente a la planta láctea de Ar Desia y sigue cortado el acceso Rodríguez Mera

Unos 20 colectivos, más una cantidad no precisada de automóviles y pick ups fue llegando en la madrugada de este lunes por el acceso Rodríguez Mera, desde la ruta nacional número 33. Tal como se había anticipado en nuestra web, el objetivo era transmitir la disconformidad del gremio que agrupa a los trabajadores de la industria láctea, ATILRA, para con la empresa. Se calcula que hay entre 700 y 800 personas que se referencian en la organización gremial. Sin demasiada información por parte del gremio los vecinos de la ciudad y los medios de comunicación se "desayunaron" con el sonido de bombas de estruendo, como así también con las voces de empleados de la compañía

Un piquete de inusuales características para una ciudad del interior, relativamente pequeña, se concreta frente a la planta que la empresa Ar Desia, cuya marca comercial es Trelau, posee en Trenque Lauquen.

Unos 20 colectivos, más una cantidad no precisada de automóviles y pick ups fue llegando en la madrugada de este lunes por el acceso Rodríguez Mera, desde la ruta nacional número 33. Tal como se había anticipado en nuestra web, el objetivo era transmitir la disconformidad del gremio que agrupa a los trabajadores de la industria láctea, ATILRA, para con la empresa. Se calcula que hay entre 700 y 800 personas que se referencian en la organización gremial.

Sin demasiada información por parte del gremio los vecinos de la ciudad y los medios de comunicación se “desayunaron” con el sonido de bombas de estruendo, como así también con las voces de empleados de la compañía que manifestaron su desconcierto ante esta situación. “Nos nos dejaron superar las instalaciones de la Sociedad Rural y por lo tanto no pudimos ir a trabajar. De uno poco más de 30 empleados de Ardesia, somos 25 que quisimos concurrir. No estamos al tanto del porque de semejante manifestación”, señaló uno de los operarios en las primeras horas de esta mañana por Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5).

Luego representantes de la Apymel (Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa Láctea) fueron estableciendo contacto con la emisora, único medio hasta horas del mediodía que informó al instante de lo que acontecía. Luciano Di Tella, integrante del nucleamiento empresarial manifestó que “la empresa está totalmente al día con el pago de salarios, cargas sociales y no ha habido ningún despido. Realmente no entendemos cuales son los motivos de una protesta tan fuerte. Hay mucha gente de todo el país, por lo que nos parece un reclamo desproporcionado, que ni siquiera entendemos bien cual es el planteo”. El dirigente empresario indicó además que “plantean abuso de autoridad. La realidad es que hubo una pelea entre el jefe de la seccional Trenque Lauquen, con el jefe de la planta. Y había una cuestión de amenazas, por lo que el jefe de la planta presentó una denuncia penal. Eso será una cuestión que la Justicia tendrá que determinar. No es motivo para una protesta gremial. Lo que decimos desde Apymel es que esto debe ser resuelto pacíficamente, con diálogo”. Di Tella consideró también que “este no es el método para resolver, en un momento que la lechería está con serios problemas”.

En horas del mediodíaATILRA convocó a una conferencia de prensa, a la que no fue invitado nuestro Grupo Periodístico, donde se explicó que “la empresa Ar Desia adeuda sueldos y cargas sociales, como así también tiene personal en negro”. A partir de ese momento fue imposible dar con los dirigentes gremiales de la organización, tanto a nivel local, como nacional. Fueron decenas los llamados a distintos celulares. Dieron siempre cerrados. Se supo, luego, que se concretaba una reunión en dependencias de la delegación Trenque Lauquen del ministerio de Trabajo, a partir de una presentación judicial que se había realizado en nombre de los empleados que querían trabajar. De ese encuentro tomaban parte abogados de la empresa y del gremio. Se extendió hasta las últimas horas de la tarde. Pese a que se insistía sobre la declaración de Conciliación Obligatoria, el piquete frente a la compañía continuaba. Se aseguraba sobre el cierre de esta edición de Infoecos que se había llegado a un acuerdo. La presencia de la misma cantidad de trabajadores del gremio frente a Ar Desia y las explosiones de bombas de estruendo de, vez en vez, desmentían la especie.

En su página www.apymel.com.ar la organización empresaria informó, en tanto, que “El Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, delegación Trenque Lauquen convocó la conciliación obligatoria para resolver el conflicto. Entre los reclamos presentados en la conciliación, el sindicato pidió se provea botiquín, agua mineral y ropa de trabajo, y se cumpla con el pago del sueldo anual complementario que vence el día de mañana (por este martes). La empresa Trelau-Ar Desia refrendó que no tiene personal en negro y que el pago de salarios del mes de mayo reclamados fue cumplido en tiempo y forma, hecho que fue refrendado por los más de 30 empleados que voluntariamente estuvieron presentes en la conciliación. La empresa solicitó se garantice la apertura de la planta; pues para cumplir con las obligaciones es imprescindible reactivar la producción. ATILRA garantizó habilitar el acceso a la planta para personal y camiones”. Insistimos que esto no estaba ocurriendo al cierre de esta edición de Infoecos.

Volviendo a la cronología de las declaraciones que se escucharon, es dable señalar que uno de los empleados de la compañía en comunicación con Las Radios de Trenque Lauquen (AM 1280 y FM 88.5) expresó que “no pudimos llegar a la planta. Que se dejen de joder, porque nosotros queremos trabajar. Haremos la presentación judicial pertinente para evitar que se nos descuente el presentismo. La mayoría de los empleados estamos en desacuerdo con este piquete”.

“Hoy eramos mayoría los que queríamos trabajar. La verdad que estábamos cobrando bien en término”, apuntó otro de los empleados que se acercó a la emisora. “Muchas cosas compartí con el gremio, pero esta vez no”, agregó.

El señor Cichini en representación de Ar Desia dijo que “el personal está al día. Los comentarios que corrieron por todas las redes sociales donde se hablaba de un abuso de autoridad, realmente lo desconocemos. No existe un petitorio formal. Están poniendo en riesgo la fuente de trabajo, más que nada por impedir el ingreso de leche. A partir de este martes va a generar un impacto importante en la economía de la empresa. Nosotros hemos tomado todos los recaudos pertinentes”. Cichini habló con las emisoras antes del mediodía, cuando aún no se había concretado la reunión en la delegación del ministerio de Trabajo.

En el contexto de esta situación se habló de lo que ahora se conoce como Aporte Patronal Obligatorio, consistente en una suma fija que se debe destinar por trabajador al gremio. El titular de Apymel, Pablo Villano dijo que “hay una medida cautelar en torno a esta determinación, por lo que esa no puede ser la causa del piquete”. Cabe consignar que en un principio se llamó a esta reglamentación Aporte Solidario. Fue modificada dicha denominación. Se supo, también, que Ar Desia, a través de sus máximos directivos, se reunió sobre fines del mes de febrero con los responsables de ATILRA, donde se firmó un convenio para abonar compromisos con el gremio. Se aseguró que “se está en los tiempos legales para poder hacer frente a ello, por lo que estimamos que tampoco debe ser motivo para una medida de fuerza de estas características”.

Fuentes policiales que fueron consultadas por nuestro Grupo Periodístico indicaron que “entre las 20 y 21 horas ingresaron dos pick ups con mucha leña. También se observó el ingreso de otro vehículo con bebidas. A nosotros nadie nos dijo que se había levantado el piquete. Estimamos que el mismo habrá de continuar. En la tarde se dijo que estaban dispuestos a quedarse hasta el sábado, de ser necesario. Por trascendidos tomamos conocimiento que había negociaciones a esta hora”.

Comentá la nota