Contra la desestabilización

Contra la desestabilización
El consejo directivo de la central obrera manifestó su “profunda preocupación” por el “sesgo desestabilizador” del reclamo policial de los últimos días. En paralelo, pidió una “respuesta de fondo” a sus demandas y un “programa de control de la inflación”.

“Destacamos la necesidad de que continúen vigentes las paritarias libres en las negociaciones salariales”, aseguró ayer el consejo directivo de la CGT que conduce el metalúrgico Antonio Caló. El pronunciamiento de la central obrera cercana al gobierno nacional se produjo luego de la reunión que mantuvieron días atrás con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la que le habría pedido que moderaran los reclamos salariales de cara al 2014. Al mismo tiempo, desde la CGT consideraron que se está viviendo “un momento crítico” y manifestaron su “profunda preocupación” por “el sesgo desestabilizador” de los “acontecimientos producidos desde el 3 de diciembre en numerosas provincias”.

Luego del importante aumento salarial que consiguieron los efectivos policiales de distintas provincias y del bono de fin de año logrado por el gremio de Camioneros ayer, la CGT más afín a la Casa Rosada envió ayer un mensaje sobre la negociación que se abrirá en los próximos meses. El documento que el consejo directivo de la central sindical rubricó ayer, en un encuentro que se realizó en la sede del Sindicato de Peones de Taxis, también reclama “la actualización del salario mínimo, vital y móvil y la “mejor aplicación del mínimo no imponible” y un “mayor reconocimiento” para “jubilados y pensionados”.

Allí, además, solicitó que se implemente un “programa de corrección de la inflación” a través del “control del aumento desmedido de precios”. Y lanzó una advertencia al Gobierno: “No hay respuesta de fondo frente a los diversos planteos que esta CGT ha realizado”, afirma la conducción cegetista en un nuevo reclamo al Ejecutivo.

De todas maneras, el documento también señala que “estamos ante un momento crítico que nos obliga a pronunciarnos, sobre la base de que la incertidumbre o el temor no pueden conducirnos”, y manifiesta la “profunda preocupación y temor por el sesgo desestabilizador y descalificador de la institucionalidad” de los “acontecimientos producidos desde el 3 de diciembre en numerosas provincias”.

Allí también señaló directamente la responsabilidad de las policías provinciales que se rebelaron y dejaron indefensas a sus poblaciones. “Este clima de violencia –en algunos casos– fue parte de un plan premeditado y armado como acciones colaterales a la extorsión, que desde el primer momento desconoció la autoridad del poder político”, indicó.

“Es necesario alcanzar el consenso para definir y resolver políticas de seguridad de alcance nacional, como parte de las políticas que lleven a profundizar el modelo vigente”, porque “de esta manera nos aseguraremos la paz social”, señaló la central sindical.

Comentá la nota