Contragolpe de Moyano: acusó a CFK de traidora y la desafió a meterlo preso

Contragolpe de Moyano: acusó a CFK de traidora y la desafió a meterlo preso
Tras la denuncia del Gobierno, el camionero lideró una marcha a Trabajo que colapsó el tránsito en el centro. Ahora quiere que Macri arbitre en el conflicto con Maxiconsumo

ELIZABETH PEGER Buenos Aires

Un día después de las duras acusaciones lanzadas por el Gobierno, el contragolpe de Hugo Moyano no se hizo esperar y la calle fue otra vez el escenario elegido por el camionero para redoblar la apuesta en su disputa con la Casa Rosada. Apoyado en una contundente movilización al Ministerio de Trabajo, que incluyó la presencia de camiones en pleno microcentro porteño y que paralizó durante horas el tránsito en la ciudad, Moyano respondió la denuncia oficial sobre su supuesto intento de boicotear el acuerdo de congelamiento de precios con su conflicto con la cadena mayorista Maxiconsumo, acusó a la presidenta Cristina Fernández de “traicionar” a los trabajadores y retó al Gobierno a “meterlo preso”.

El desafío del líder de la CGT opositora se completó horas después con la apuesta del gremio de trasladar la disputa administrativa por el encuadramiento sindical del personal de Maxiconsumo al ámbito de Subsecretaría de Trabajo porteña, organismo que depende de Mauricio Macri. Solo allí, en una audiencia de conciliación a la que no asistieron representantes de la cadena mayorista que desconocieron la autoridad de la ciudad para arbitrar en el conflicto, Camioneros aceptó suspender por diez días los bloqueos que desde hace una semana mantenían paralizado el funcionamiento de las sucursales de “La Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad nos pidió 10 días para inspeccionar todos los locales, y si la empresa no cumple será multada”, argumentó el gremio a través de un comunicado.

Pero, además, la decisión de Camioneros de levantar los bloqueos se produjo poco después de conocerse un pedido del fiscal de instrucción Martín Alfredo Mainardi al Ministerio de Seguridad para que se disponga el cese inmediato de las protestas en la cadena mayorista. El planteo de Mainardi tuvo lugar en el marco de la denuncia penal que los directivos de Maxiconsumo presentaron contra el gremio por el supuesto daño que los bloqueos podrían ocasionar sobre el normal abastecimiento de alimentos.

Previo al levantamiento de la protesta y en el fuerte discurso que pronunció frente al Ministerio de Trabajo, Moyano ahondó en sus cuestionamientos contra el Ejecutivo. “Me tienen bronca, odio, me aborrecen, pero (también) me tienen un poquito de miedo. Si quieren meterme preso, que me metan preso, pero no busquen excusas que no existen”, desafió en un mensaje directo a Cristina. El sindicalista denunció que la Casa Rosada puso en marcha “un plan sistemático” en su contra y sostuvo que también “aprieta a los empresarios” para moderar las demandas salariales.

Acto seguido la emprendió contra el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien el lunes lo había acusado de utilizar los bloqueos para boicotear el congelamiento de precios y como parte de sus ambiciones en el terreno político. “Tomada quedará como el ministro más tristemente célebre de la historia”, reprochó antes de advertir: “Estoy casi convencido de que si estuviera Néstor Kirchner, esto no pasaría”.

Comentá la nota