Ex contratados de Tamse y sus familias protestarán en punta de línea

Ex contratados de Tamse y sus familias protestarán en punta de línea
Hoy a las 9, los 60 trabajadores a los que no se les renovó el contrato se harán presentes en el predio de la estatal en barrio Mosconi. Habría consenso entre los choferes para decretar alguna medida de fuerza exigiendo la reincorporación.

Todo indica que hoy no será una mañana fácil para los choferes de la empresa municipal de transporte Tamse y mucho menos para los usuarios del servicio, quienes deberán estar atentos para saber si se realizan o no medidas de fuerza. Es que a las 9 está previsto que arriben al predio de barrio General Mosconi -desde donde salen los vehículos- los 60 contratados que están reclamando la reincorporación a la estatal. Hoy también se cumple el plazo que dieron los trabajadores de Tamse a las autoridades para que ofrezcan alguna respuesta a su pedido.

El delegado Claudio Tórtolo dijo que los contratados tienen intención de bloquear el ingreso al predio de avenida Parravicini y que “hay consenso de todo el personal para apoyar una medida de fuerza y exigir que ningún trabajador se quede en la calle”. Se acercarán junto a sus familias para pedir “el cumplimiento de lo que prometieron: gantaizar la fuente laboral de todos”, dijo Tórtolo. El representante de los choferes comentó que en el acta acuerdo que firmado el 1 de agosto en El Panal, por representantes de la Municipalidad, la Tamse, Coniferal, Ciudad de Córdoba, Ersa Urbano, Autobuses Santa Fe, UTA y Fetap, “claramente se dejaron sentadas las garantías de trabajo para todos los empleados”. En el documento homologado por el Ministerio de Trabajo se precisó el alcance e interpretación de dos artículos del pliego de licitación del sistema de transporte. Sobre el artículo 51 referido a las garantías laborales se aclaró: primero, “la nómina de personal es la existente al momento de la transferencia”; segundo, “que la absorción es total”; tercero “que las proporcionalidades no lo son respecto a la incorporación o no de personal, sino a las distribuciones del mismo entre las empresas”. En esta acta-acuerdo firmada por todas las partes intervinientes se basa el reclamo de los choferes por asegurar que los contratados también estaban incluidos en las negociaciones para establecer garantías durante el traspaso a las nuevas empresas.

Por otro lado, Tórtolo señaló que desde que asumió la gestión radical se jubilaron 130 trabajadores en Tamse y dijo que “la única vez que nos juntamos con los empresarios de Ersa y Autobuses nos dijeron que iban a necesitar tomar más choferes porque se incorporan nuevas unidades al sistema. Entonces ahora no podemos permitir que nadie pierda su trabajo”. El problema de los contratados en Tamse lleva tres meses en el Ministerio de Trabajo tratando de encontrar una solución. El martes los choferes decidieron dar un plazo a las autoridades y establecer hasta hoy una tregua sin medidas de fuerza.

Cabe recordar que en unos días la UTE entre Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe se hará cargo del funcionamiento de la Tamse y desembarcarán con 200 unidades nuevas.

Comentá la nota