¿Hay control interno?

¿Hay control interno?

SINDICATURA GENERAL DE LA CIUDAD. Se trata de un organismo cuyas autoridades son designadas por el Jefe de gobierno. Es el único que se encarga del control interno de la Ciudad. Cuenta con personal en todos los ministerios y el Ejecutivo. Lo preside Ignacio Rial, un hombre alineado al macrismo. Recibe críticas por no publicar los informes.

La Sindicatura General de la Ciudad es el organismo de control interno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene a su cargo el control presupuestario, contable, financiero, económico, patrimonial, legal y de gestión. Además, se encarga del dictamen sobre los estados contables y financieros de la administración pública, en todas las jurisdicciones que componen la administración central y descentralizada, así como el dictamen sobre la cuenta de inversión.

Está presidida por Ignacio Martín Rial, un macrista que no oculta elogios a la gestión del PRO, según señalaron desde su entorno. Asumió prácticamente junto con el comienzo de la administración de Macri. El resto de los otros seis funcionarios que integra la Sindicatura fue designado en distintos años.

El organismo tiene personal en cada ministerio y en el Ejecutivo de la Ciudad. En cuanto a la modalidad de control, Rial recordó que “en 2010, conjuntamente con la Jefatura de Gabinete, firmamos una resolución a través de la cual comenzamos a hacer comités de control interno en cada uno de los ministerios y jurisdicciones”.

“Son reuniones que llevamos adelante con los ministros, las principales autoridades y los auditados principales, con el objeto de que nos hagan saber cuáles son los procesos en los que se encuentran, y de esa manera ayudarlos en la gestión para el caso de que veamos si hay errores menores sean corregidos, y comentando cada uno de los hallazgos que encontramos en las auditorías realiza-das. Esa dinámica de trabajo son reuniones cuatrimestrales, lo cual nos ha dado herramientas para planificar para el año siguiente”, agregó el síndico general.

Además de las reuniones cuatrimestrales, se realizan encuentros a través de mesas de diálogo. En ellas se aborda una temática central, y previamente se convoca a los representantes de diversas áreas que tengan esa problemática en común. “En los informes se aborda analíticamente todo lo realizado por los equipos de trabajo. Lo hacemos desde un abordaje interdisciplinario, donde interactúan profesionales de distintas áreas”, sostuvo el síndico general.

LOS INFORMES

Los informes son instrumentos mediante los cuales se informa al Jefe de gobierno sobre la gestión de los organismos bajo su competencia en los aspectos económico, financiero, operativo y de control interno.

Tanto en los diagnósticos como en los informes que emite la Sindicatura se formulan observaciones o desvíos sobre las irregularidades que se detectan durante los trabajos de auditoría, para buscar soluciones y corregirlas.

Uno de los cuestionamientos hacia la Sindicatura es que no publica los informes que realiza sobre el control interno. Es el organismo que “coordina las unidades de auditoría interna, que depende del Ejecutivo. Por este motivo, no es de una instancia de control interno, idóneo. Por eso no publican los informes; creo que deberían darlos a conocer. En realidad, produce un insumo para la toma de decisiones del Jefe de gobierno”, señaló la diputada de la Coalición Cívica, Paula Oliveto Lago, en diálogo con Qué.

En cuanto a la función de los organismos de control, la legisladora y ex auditora afirmó que hace falta un cuerpo más. “En la Ciudad, están la Auditoría y la Sindicatura pero falta otro más. Son organismos que, para mí, son importantes. El síndico depende del Ejecutivo, la Auditoría hace controles exprés, después de dos años, con suerte y viento a favor. Falta una instancia donde los funcionarios o las instituciones puedan hacer denuncias. Fiscales independientes que instruyan y tengan la potestad de investigar con todo lo que implica tener un cuerpo de peritos propios, un órgano judicial tendiente a hacer investigaciones”, explicó Oliveto Lago.

Una de las herramientas de la Sindicatura es el registro de auditores. Mediante el artículo 124, de la ley Nº 70, se establece que el organismo puede contratar estudios de consultoría y de auditoría bajo específicos términos de referencia, reservándose la planificación y control de los trabajos a efectuar, así como el cuidado de la calidad del informe final. Los profesionales, en forma individual u organizada, en firmas de auditoría o consultoría, deberán necesariamente estar inscriptos en el registro central.

Asimismo, la norma establece que, entre las atribuciones y responsabilidades del síndico general “está la de efectuar contrataciones de personal, para la rea-lización de trabajos específicos o extraordinarios que no pueden ser realizados por su planta permanente, fijando su re-tribución y condiciones de trabajo. En consecuencia, se dictó la Resolución N° 45-SGCBA/06 en la que se ha creado un Registro de Auditores y Consultores Externos de la Sindicatura General de la Ciudad de Buenos Aires”.

EL PROCEDIMIENTO

¿Cómo es el procedimiento para controlar? De acuerdo a las propias palabras del síndico general, se estableció un procedimiento para que todas las dependencias del Poder Ejecutivo, donde se detectan esos posibles desvíos o irregularidades, indiquen posibles soluciones dentro de un plazo razonable, informando a la Sindicatura y a las unidades de auditoría interna cuáles son las acciones que van a instrumentar, acompañadas de un cronograma de implementación, y así mejorar el sistema de control y hacerlo más transparente.

Para llevar a cabo esos trabajos, los profesionales que integran el organismo realizan trabajos en conjunto y de ma-nera grupal. La mayoría son contadores y abogados. Para la capacitación, además, cuentan con un Programa de Entrenamiento para Auditores Internos (PEAI) diseñado por la Sindicatura y el ministerio de Modernización. En la formación del personal se hace hincapié, principalmente, en los aspectos presupuestarios, económicos, financieros, patrimoniales y normativos de la gestión del gobierno de la Ciudad.

Comentá la nota