Cooperativa Obrera: en el juicio habrá 70 testigos

Cooperativa Obrera: en el juicio habrá 70 testigos

Durará unas dos semanas. El debate podría postergarse para febrero.

A partir de la fecha de la audiencia de Control de Acusación, a realizarse el 8 de octubre, familiares de víctimas de la Cooperativa Obrera están más tranquilos, aunque saben que existe la posibilidad de que el juicio se realice recién en febrero del año que viene por los tiempos judiciales y lo largo que será el debate.

La audiencia de octubre es el anteúltimo paso del proceso que se le sigue a los tres imputados. A partir de esa fecha hay un plazo de dos meses para que se celebre el juicio.

“Somos optimistas, pero también sabemos que es difícil que se haga antes de fin de año”, reconoció el abogado de la querella, Gustavo Lucero.

El problema es que para que el juicio se celebre este año su inicio debería ser fijado para la segunda quincena de noviembre o los primeros días de diciembre, a más tardar, debido a que se trata de un proceso judicial extenso por la cantidad de testigos que tendrán que desfilar por la sala.

“Son alrededor de 70 testigos, por eso creemos que el juicio durará unas dos semanas, aproximadamente”, indicó el letrado.

La celebración de las fiestas de fin de año y la feria judicial que dura todo el mes de enero hace que los plazos judiciales se vayan acortando cada vez más este año.

Responsabilidades

El debate final se centrará sobre la responsabilidad que les cabe a los únicos tres imputados por el derrumbe del edificio donde funcionaba el supermercado y que le costó la vida a 7 personas y le causó heridas a otras 20.

El dueño de la obra, Néstor Guerrero, el arquitecto Alberto Diez y el capataz José Silva fueron acusados por “estrago culposo seguido de muerte”, una calificación que prevé penas mucho más leves que la figura de “estrago doloso”.

La diferencia entre ambas calificaciones es que el estrago culposo se entiende cuando los imputados son responsables de una tragedia de estas características por negligencia o inoperancia.

El informe que se conoció a fines del año pasado y que estuvo a cargo de especialistas de la Universidad Nacional del Comahue estableció que la causa principal de colapso del edificio “deviene de la baja resistencia del hormigón que compone las columnas” que cedieron. Indudablemente, la pericia en cuestión terminó beneficiando la situación de los tres imputados.

“Es un informe contundente que demuestra la negligencia, pero no la intención de los acusados para que el edificio de cayera”, reconoció una fuente allegada a la fiscalía.

Pena leve

Durante la audiencia de formulación de cargos, tanto la fiscalía como la querella coincidieron en acusarlos con esta figura, con el objetivo de lograr una condena, aunque no sea muy elevada.

“Si manteníamos la figura de estrago doloso corríamos el riesgo de quedarnos sin nada porque no teníamos pruebas para sostenerlo”, aseguraron otras fuentes allegadas a las partes.

No obstante, tanto la querella como la fiscalía esperan que la pena que se les imponga sea de cumplimiento efectivo en prisión y que ninguno de los tres imputados quede en libertad.

“Para los familiares sería una manera de mitigar tanto dolor que vienen sufriendo desde que ocurrió el derrumbe. Tendrían que ir a prisión”, coinciden las mismas fuentes.

Tragedia

El derrumbe de la Cooperativa Obrera, ubicada en Godoy y Ortega y Gasset, se produjo el 25 de octubre de 2012 a las 19.45. En la planta baja funcionaba el supermercado y sobre una losa se construían diez departamentos particulares.

Las columnas que sostenían el techo no resistieron el peso de la nueva estructura y colapsaron.

Por el derrumbe murieron Carlos Arrigoni, Ida Martínez, Juan, Tiago y Fedra Yáñez, Evans Aguilar y Lorena Ockier. La tragedia también dejó un saldo de 20 heridos, algunos de los cuales aún sufren secuelas psicológicas por el trauma que generó aquel episodio.

Desde que ocurrió la tragedia, familiares y amigos de las víctimas vienen realizando numerosas marchas reclamando Justicia y castigo para los responsables del derrumbe.

En tanto, el edificio permanece clausurado y la calle Ortega y Gaset, cerrada hasta tanto se termine el proceso judicial.

Otra vez las quejas por el lugar elegido para la audiencia

La audiencia de Control de Acusación que se llevará a cabo el miércoles, el último paso antes de que se lleve a cabo el juicio, tendrá lugar en la sala de la calle Yrigoyen, lo que generó la protesta de los abogados de la querella, por lo reducido del espacio.

“Es un lugar totalmente inadecuado porque se espera que vaya mucha gente”, explicó el abogado Gustavo Lucero.

El letrado había pedido el salón de usos múltiples del Tribunal Superior de Justicia, pero tal solicitud fue denegada.

No obstante, el letrado se mostró confiado en que el juicio sí se realice en un espacio mucho más amplio que este.

Ya durante las audiencias anteriores los familiares también habían protestado por las dimensiones reducidas de la sala que se designó para llevar adelante los trámites judiciales antes del juicio.

“Estuvimos parados dos horas en un lugar demasiado chico”, dijeron los familiares de las víctimas.

Esperan el fallo en libertad

Los tres imputados por el derrumbe de la Cooperativa Obrera esperan el juicio en libertad, luego de un fallo del TSJ que ordenó su liberación en abril del año pasado y que generó la protesta de los familiares.

Comentá la nota