En Córdoba, los piquetes marcaron el ritmo de un paro parcial

En Córdoba, los piquetes marcaron el ritmo de un paro parcial
La adhesión se limitó a los gremios organizadores. Caos vehicular en el Centro.
Mucho corte de calles por los piquetes, caos vehicular y escasa repercusión gremial fue el saldo que dejó en Córdoba el paro y movilización nacional convocado por la CGT de Hugo Moyano y la CTA de Pablo Micheli, para reclamar contra el pago del Impuesto a los Ganancias por parte de los asalariados.

La jornada se complicó en Córdoba por la decisión de los choferes del transporte urbano, nucleados en UTA, y de los interurbanos, representados en Aoita, de suspender los servicios, luego de que algunos de sus trabajadores fueran agredidos por manifestantes (ver aparte).

El paro contó con la adhesión de gremios como Recolectores de Residuos (Surrbac), Camioneros, la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), Luz y Fuerza, Bancarios, Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). También adhirieron las entidades patronales Federación Agraria y Sociedad Rural.

También se plegó a la medida el Partido de los Trabajadores Socialistas, quien sin embargo repudió la presencia de las organizaciones del campo.

Entre los gremios que no pararon estuvieron la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), el SEP; Judiciales, el Suoem, Sindicato de Empleados de Comercio y UTA. Por ese motivo, fue normal el dictado de clases y la atención de la administración pública provincial y municipal.

El paro afectó totalmente a la recolección de residuos domiciliarios, a la atención pública en la empresa de provisión del servicio eléctrico provincial, lo mismo ocurre las delegaciones de los organismos nacionales, los bancos públicos y en forma parcial en los bancos privados. La protesta, en cuanto a la movilización, tuvo un fuerte impacto sobre el tránsito vehicular por la presencia en las calles de los afiliados a ATE, acompañado por otras agrupaciones sindicales y políticas, que realizan interrupciones en sectores estratégicos de accesos y salidos al centro de la Capital cordobesa.

Unos quince cortes y piquetes se produjeron desde la mañana y hasta el mediodía en la capital de Córdoba. Hubo manifestaciones en el micro centro, en cercanías de la Terminal de Ómnibus, y en los puentes Sarmiento, Alvear, Rosario de Santa Fe, Centenario, 24 de Setiembre y Maipú.

Asimismo, el gremio de Camioneros realizó un piquete en Monseñor Pablo Cabrera al 5.000 y en Vélez Sársfield al 5.400, frente a los centros de distribución de los supermercados Cordiez y Buenos Días, respectivamente. También hubo cortes frente al Mariano Max de Juan B. Justo, y la estación YPF de camino a Monte Cristo. Se realizaron piquetes frente a las empresas automotrices Renault, Fiat y VW. La actividad fue absolutamente normal en Renault, donde la semana pasada abuchearon a la ministra de Industria de la Nación, Débora Giorgi, en un episodio que para el Gobierno nacional no tuvo nada de espontáneo.

Comentá la nota