Correo: el paro afecta 10 millones de envíos

Sólo en Santa Fe 70.000 boletas de servicios públicos se mueven con carteros, a los que el gobierno nacional les paga $ 4,50 por cada hora de extensión a la jornada.

Desde el jueves pasado, “el 100% de las labores del Correo Argentino están paralizadas”, dijo pasado este mediodía el titular de la Federación de Obreros y Empleados del Correos y Telecomunicaciones de Santa Fe, Alberto Carlos Cejas.

Los empleados reclaman una actualización del valor de su extensión horaria, que llevó la jornada laboral de 6 a 8 horas diarias. El monto no se ha actualizado y por cada hora por sobre las 36 semanales los carteros apenas reciben un pago de $ 4,50.

La cifra irrisoria que paga el gobierno nacional es sensiblemente inferior a lo que correspondería por horas extras ($15) o lo que debe ganar por hora un empleado del servicio doméstico ($ 31).

El prosecretario general de Foecyt a nivel nacional dijo que el paro tiene inmovilizados 10 millones de envíos en todo el país. Y confirmó que decenas de miles de boletas de servicios públicos a nivel provincial deben ser entregadas a los domicilios. Ante una consulta sobre qué ocurrirá con esas facturas, el dirigente sindical prefirió no responder.

Recordó que la extensión horaria (en lugar de las horas extras) se acordaron con el gobierno nacional cuando terminó la concesión de Socma. Y que desde entonces se mantiene congelado su valor.

Además, explicó que los $4,50 son, en realidad, el detonante de una crisis mayor: “el vaciamiento de la empresa ha continuado en estos diez años”, lamentó.

La respusta del gobierno nacional a los reclamos de Foecyt consistió en “pagos con descuentos que son ilegales, que restaron entre 1000 y 2500 pesos a los trabajadores”. Y por si eso fuera poco: “una seguidilla de telegramas y aprietes a los empleados”.

Gerentes de Macri con ministros K

El secretario general de la CGT Santa Fe dijo que el gobierno nacional mantiene en los puestos claves de la empresa “a los mismos gerentes que vienen de la etapa de la concesión, funcionarios que llegaron con la gestión de Socma, es decir, de la familia Macri. El cuerpo de gerentes que hoy maneja el correo -que ya lleva diez años en una confusa situación- es el mismo que tenía la misión de vaciarlo”, dijo Cejas.

Tras señalar que el Correo depende sobre todo del ministerio de Infraestructura de la Nación, recordó que el 19 de noviembre se cumplió una década desde que el ex presidente Néstro Kirchner terminó con la concesión del Correo. Y lamentó que desde entonces el Correo se haya convertido en un ente que todavía no es una empresa estatal.

“En 2012 el déficit fue de 4 millones. Y en 2013 va a cerrar con un rojo de 1.200 millones. Todo se debe a la desidia del gobierno nacional, no se ha creado ningún nuevo producto desde entonces: y nosotros les hemos propuesto 25”, señaló.

“Fíjese que existe un decreto del gobierno nacional que obliga a todas las empresas estatales a tener como proveedoras -siempre que se pueda- a otras empresas del Estado. Pero ese decreto excluye de este trata a una sola empresa: al Correo. Hasta el Senado de la Nación hace sus envíos por otras compañías”, señaló.

Comentá la nota