Crece la conflictividad gremial por falta de acuerdo en paritarias

Cristina pidió seriedad y recordó que en el mundo están recortando salarios. Trabajo extendió por cinco días la conciliación en la UOM. Bancarios dispondrían medidas.
Paro. La protesta de los metalúrgicos se hizo sentir en Córdoba. Trabajo dictó la conciliación obligatoria.

Las diferencias entre las pretensiones salariales de distintos gremios y lo que ofertan las patronales recalentaron las negociaciones paritarias y provocaron un aumento de la conflictividad sindical.

Ante ello, la presidenta Cristina Fernández pidió a la dirigencia sindical “una gran seriedad” y le reclamó que “miren lo que está pasando en el mundo donde se rebajan sueldos, se hacen recortes del presupuesto de educación y hay hasta 25 por ciento de desocupación”.

Ayer, el Ministerio de Trabajo de la Nación prorrogó por otros cinco días hábiles la conciliación obligatoria para evitar nuevas medidas que ya había lanzado la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) para la semana próxima.

Trabajo convocó para hoy a las 11 a las cámaras empresariales y al gremio metalúrgico a una nueva reunión para procurar destrabar la discusión paritaria.

Tras prolongadas negociaciones, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra) y otras cámaras no consiguieron llegar a un acuerdo con la UOM, que encabeza Antonio Caló.

Vencida la conciliación obligatoria el jueves pasado, el gremio realizó ayer un paro nacional en rechazo a la oferta salarial de los empresarios del sector.

Adimra, que lleva la voz cantante en la negociación, insiste con una oferta salarial de entre el 18 y 20 por ciento, en dos tramos. La UOM reclama un piso de mejora del 22 por ciento en dos tramos, pero pide además sumar un no remunerativo de 300 pesos mensuales para la categoría inicial y de 450 para la de oficial múltiple (una de las más numerosas), mientras dure el convenio. Desde el propio sindicato admiten que de “punta a punta” el pedido llega al 32 por ciento mientras las cámaras lo sitúan en un 34 por ciento.

En Córdoba, la adhesión a la huelga sin asistencia a los lugares de trabajo rondó el 80 por ciento, según indicó un comunicado de la seccional local que encabeza Augusto Varas. En algunas metalúrgicas como Materfer, Tubos Trans Electric, Montich y Persan, el ausentismo fue del 100 por ciento, según el gremio.

El presidente de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Emilio Etchegorry, admitió que no “midieron”, la adhesión a la huelga, pero consideró que fue “dispar” el acatamiento.

Fuentes gremiales advierten que Caló no puede salir mal parado de la paritaria ya que es el principal candidato del oficialismo para disputarle la titularidad de la CGT a Hugo Moyano.

Actualmente un metalúrgico inicial cobra 3.500 pesos de bolsillo, pero un oficial con 10 años de antigüedad – el grueso de los operarios – percibe entre siete y ocho mil pesos.

Bancarios. También en el gremio de los bancarios las negociaciones se empantanaron y ayer hubo una movilización nacional en la city porteña. Si hoy no hay avances en una nueva reunión entre las cámaras empresarias y la Bancaria, la semana próxima no se descartan medidas de fuerza, anticipó Raúl Ferro, titular de la delegación Córdoba. El dirigente participó ayer la movilización en Capital Federal junto a otros 160 cordobeses.

Las cámaras ofrecen un 18 por ciento mientras que la Asociación Bancaria pide que la mejora no sea inferior al 25 por ciento. Si en las próximas horas no hay novedades, el lunes el plenario de secretarios de la Bancaria dispondría un plan de lucha.

La semana próxima también habrá definiciones en el gremio de los choferes del transporte interurbano (Aoita). Si el miércoles próximo – día en que concluye la conciliación obligatoria – no hay avances en la paritaria, el sindicato que conduce Miguel Herrera lanzaría medidas de fuerza. Aoita pide un aumento salarial del 32 por ciento y suba en el adicional por antigüedad.

80 por ciento

Adhesión en Córdoba al paro de UOM

Según la seccional Córdoba de la Unión Obrera Metalúrgica, el paro de 24 horas tuvo en la provincia un acatamiento promedio que rondó el 80 por ciento, pero en varias empresas de Capital la adhesión trepó al 100 por ciento (Materfer, Tubos Transelectric, Votero, Persan, Montich, entre otras). En Oncativo, la adhesión fue del 60 por ciento; en el valle de Punilla, del 90 por ciento; y en Villa Dolores, del 60 por ciento. La Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba dijo que no midió la adhesión al paro, pero estimó que fue dispar.

Comentá la nota