Crece entre los gremios el rechazo al impuesto

Camioneros, bancarios y marítimos, entre otros. La erosión sobre los salarios complica la negociación paritaria.

Los reclamos de los gremios ya no se limitan sólo a los aumentos salariales y las condiciones laborales. La mayoría de la dirigencia sindical se convirtió también en experta en temas impositivos y contables. No lo hicieron por placer sino por necesidad para incorporar a la negociación paritaria un elemento que esdeterminante para calcular el beneficio real que recibirán los trabajadores: el impacto del impuesto a las Ganancias.

Camioneros, bancarios, metalúrgicos, marítimos, alimenticios, entre otros, son algunos de los gremios que en las últimas semanasexpresaron su preocupación por el fuerte recorte de ingresos salariales que representa ese tributo.

Esta situación se agravará en los próximos días cuando los trabajadores en relación de dependencia comiencen a cobrar el medio aguinaldo. Es porque al sumarse ese pago al ingreso habitual del sueldo del mes, se producirá un salto en la escala del impuesto y tendrán que pagar mucho más que lo que venían pagando mes a mes.

Una paritaria que está empantanada es la de Camioneros. Ayer, el secretario adjunto Pablo Moyano advirtió que si este miércoles no hay un arreglo con las empresas “convocaremos a un paro nacional de 48 horas”. Y anticipó que también habrá paros sorpresa en actividades como transporte de caudales, recolección de residuos o combustibles, entre otros. El punto de la discordia es que el gremio pide 40% de aumento y la patronal ofrece 28%. Pero en el paquete de reclamos del sindicato también pesa Ganancias, ya que tras los aumentos de los últimos años el impuesto alcanza a la gran mayoría de los trabajadores del sector.

El tema impositivo también está presente en las medidas de fuerza (paros de dos horas en la atención al público) que están aplicando desde hace varias semanas los trabajadores bancarios. El viernes un congreso del gremio discutirá la profundización del plan de lucha.

En tanto, Alimentación cerró la semana pasada una suba salarial de 35% tras una complicada negociación, que incluyó varias jornadas de huelga. Sin embargo, el titular del gremio, Rodolfo Daer, admitió que les había quedado pendiente “un tema preocupante”, en alusión al impuesto a las Ganancias. “Es injusto que exista un impuesto sobre el salario”, se quejó.

Por otro lado, la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval denunció ayer en un comunicado que la falta de ajuste del tope salarial a partir del cual los trabajadores pagan Ganancias “viene impulsando la precarización del trabajo ya que los compañeros prefieren percibir esos aumentos ‘en negro’ defendiendo el valor de su salario de bolsillo”.

La Federación nuclea a una docena de gremios del sector marítimo-portuario y anunció el estado de “alerta y movilización” y no descartó aplicar medidas de fuerza sorpresivas por este tema.

Comentá la nota