Crece el malestar con oferta salarial

Crece el malestar con oferta salarial
Desde ATE municipal se está impulsando un frente de organizaciones sindicales para oponerse a la propuesta de mejora del Ejecutivo cipoleño.

En la Municipalidad cunde el descontento entre los gremios representantes de los trabajadores, por lo que consideran una propuesta de aumento salarial insuficiente para las necesidades del personal.

Ahora, la posibilidad de que se conforme un frente o mesa sindical con dirigentes de distintas organizaciones puede plantearle al intendente Abel Baratti una dura pulseada con resultado incierto pero con posibilidad de un deterioro de la imagen del jefe comunal.

Ayer, el dirigente de ATE, Héctor Aguilar, rechazó la nueva propuesta que les envió, por escrito, el gobierno local a las distintas entidades gremiales con actuación en la comuna.

En la nota escrita comunicada a los sindicatos se mencionan como nuevos detalles la posibilidad de conformar una mesa de discusión de los temas salariales y laborales, la que estaría integrada por representantes del Ejecutivo, del Deliberante y de cada uno de los gremios.

También se pauta un incremento del 50 por ciento al ítem percibido por algunos trabajadores en concepto de refrigerio. Y se ratifican los porcentajes y condiciones en que se abonará la suba de haberes general.

Aguilar dijo que acordaba con la alternativa de un espacio de diálogo con las autoridades pero fue categórico en cuanto a que primero se debe terminar de definir el aumento de los sueldos del personal para el presente año.

Sostuvo que ya ha mantenido contactos con dirigentes de UPCN, SOYEM y APCM, tres de los cinco sindicatos municipales, para conformar un frente sindical que, incluso, pueda disponer medidas de fuerza conjuntas si es que la gestión de Baratti no flexibiliza su postura.

En SOYEM, en tanto, el referente Marcelino Jara manifestó que su organización reanudará el jueves la asamblea de afiliados que se hizo hace unos días y que pasó a cuarto intermedio en espera de cambios que sean considerados positivos en la propuesta oficial.

Pasos a seguir

“Si no hay mejoras, ya veremos cómo seguimos”, enfatizó el gremialista.

En la comuna, el primer sindicato que rechazó en la práctica la oferta salarial de Baratti fue Sitramuci, que lidera Omar Meza. El sector protagonizó días atrás una serie de paros en distintas reparticiones comunales, entre las que se contaron el sector de recolección de residuos y barrido de calles, donde la medida de fuerza tuvo mayor impacto.

El ofrecimiento del Ejecutivo tiene previsto un incremento de 30 por ciento acumulativo y en dos cuotas (la primera en abril de 22 por ciento y la segunda en noviembre de 6,5) para la mayor parte del personal. Para las categorías que menos ganan, propuso un 35 acumulativo, también en dos tramos.

Comentá la nota