Crece la polémica e intervienen los gremios

Crece la polémica e intervienen los gremios

Desde la CGT y el justicialismo se levantaron en defensa de trabajadores municipales.Dicen que hay una lista con 200 despedidos.

Mientras el Sindicato de Gabriel Saudán negocia con las autoridades por el futuro de los trabajadores municipales, afuera ya se desató la guerra política. El tema sirvió de bandera para el Partido Justicialista, los concejales y hasta la CGT, que promete realizar una movilización e instalar una carpa en la plaza en defensa de puestos de trabajo.

Desde el gremio se había largado la semana pasada lavoz de alerta: no se están renovando contratos, a través de un decreto del Intendente se volvió al status de contratados a personas que ya habían alcanzado la planta permanente y hay bajas de categorías.

Por eso, ayer se desarrolló una reunión con los secretarios de Gobierno y general, Martín Beligni y Juan Fiorini, y con el propio Pablo Petrecca. Quedó en un cuarto intermedio hasta hoy, cuando volverán a verse para que los funcionarios presenten un panorama “en números” de lo que intentan lograr.

“Fue una reunión tensa, pero haciendo prevalecer el diálogo, porque queremos encontrar una solución”, dijo Gabriel Saudán.

Sobre la situación que se está planteando, el dirigente gremial remarcó que “tuvimos la primera información el jueves pasado, cuando un grupo de compañeros que tenía la condición de estar en planta permanente y volvieron a su condición de contratados, tras anular algunas disposiciones del anterior Ejecutivo”.

“Es cierto que no hubo despidos, pero hay gente que termina quedándose sin trabajo. Es un sistema perverso el de los municipales, al que nosotros combatimos desde hace muchos años”, analizó.

Diferentes situaciones. Por otra parte, Gabriel Saudán explicó que se dan “situaciones totalmente opuestas dentro del municipio. En estos casos de no renovación de contratos, ha sido el jefe inmediato el que dio la orden. Pero también hubo otras áreas, con mucha cantidad de gente, que se ha procedido de manera diferente: al personal que no resultaba satisfactoria su tarea, lo trasladaron para corroborar si era que no sabía desarrollarse en su lugar de trabajo”.

“En el Ejecutivo hay un grupo de gente en el que no todos piensan igual. El Intendente defiende las decisiones de sus secretarios y su gente, creo que dio su aval para que se tomaran”, analizó.

El dirigente del Sindicato municipal remarcó que “siempre estamos al borde de una medida de fuerza, pero vamos a hacer los reclamos legales, porque creemos que el decreto del Intendente donde sacan las recategorizaciones y de la planta permanente tiene irregularidades. Vamos a pedir que sea declarado anticonstitucional y sea considerado nulo, así que pediremos la intervención del Ministerio de Trabajo”.

Amenaza desde la CGT. Por su parte, el titular de la CGT local, Eduardo Diotti, tomó intervención en esta situación planteada con los municipales. “Estuvimos hablando con los delegados municipales, ellos tienen la lista de 20 trabajadores que estaban en planta permanente a la que los había pasado el anterior gobierno, y ahora con un decreto del intendente volvieron a ser contratados. Legalmente esto no puede hacerse, es un atropello”, resaltó.

Además, adelantó que “desde la CGT vamos a pedir una reunión con los concejales. Ya se la solicitamos al Intendente, pero no nos quiso atender. Nos vamos a encontrar entre nosotros para ver qué medidas tomamos, con alguna movilización hacia el municipio o instalaremos una carpa en la Plaza 25 de Mayo, para que se puedan incorporar estos compañeros despedidos”.

“En Junín no hay fábrica, no hay obra pública, no hay trabajo, estamos peor que antes, así que ¿dónde van a ir estos compañeros?”, se preguntó.

Doscientos empleados. El vicepresidente del Partido Justicialista, Nazareno Diotti, dijo que “nos preocupa que haya 200 trabajadores que serán despedidos. Nos solidarizamos con ellos, con el Sindicato municipal, porque se trata de personas que han ido a trabajar siempre”.

“Por las noticias que tenemos, esto se repite en otros municipios y dependencias estatales”, apuntó, resaltando que “como estos despidos se dan de manera esporádica y por tandas, se hacen sentir menos. Van despidiendo de a diez o veinte, le bajan la categoría lo cual es una persecución para personas que no son del mismo sector político”.

Diotti observó que “este Gobierno no piensa un Estado al servicio de la gente”, y anticipó que “estaremos junto a la gente resistiendo este atropello”.

“Queremos hacer una convocatoria amplia a todos los sectores, porque esta situación se da en muchos municipios”, agregó.

Desde el Concejo. Por su parte, el concejal Lautaro Mazzutti evaluó que “etamos viendo con unaprofunda tristeza esta situación. Es algo que ya habíamos anunciado en campaña y es otra cosa que se está cumpliendo”, remarcando que “no tenemos un número exacto de las personas a las que les está pasando esto”, pero “el personal municipal está viviendo momentos de incertidumbre, producto de la poca información que está dando el Ejecutivo Municipal”.

El representante del FpV sostuvo que “deseamos que el Intendente revea esta situación y que no haya ningún despido, pero vemos que se puede agravar porque cada día aparece un caso nuevo. Estamos en estado de alerta porque sabemos que es una situación del país y de los trabajadores, pero estas prácticas nos resultan inadmisibles. El trabajador ha perdido muchísimo poder adquisitivo debido a la devaluación y a la suba inflacionaria, y muchos empleados municipales son sostén de familia”.

Sobre la procedencia política de los empleados separados del cargo, Mazzutti indicó que “hay algunos que han tenido práctica política con el anterior gobierno y otros que no, así que no sabemos bien la causa. Creo que tiene más que ver con seguir una línea política nacional y provincial, donde los empleados públicos fueron las primeras víctimas en este ajuste”.

Comentá la nota