Crece la tensión en Cresta Roja: a pesar de las promesas de Macri, aún no fueron reincorporados los 900 trabajadores despedidos

Crece la tensión en Cresta Roja: a pesar de las promesas de Macri, aún no fueron reincorporados los 900 trabajadores despedidos

Desde el mes de octubre de 2015 continúa el conflicto con la Empresa avícola Cresta Roja. Aún no fueron reincorporados los 900 trabajadores que fueron despedidos. La empresa emblema de la “reactivación laboral” elegida por Mauricio Macri para anunciar el veto a la ley antidespidos está lejos de hacer pie.

En tanto, los empleados cesanteados no trabajan desde hace un año y el sueldo que están cobrando (6.000 pesos) no les alcanza para mantener a sus familias. Además la obra social la tienen inactiva. A esta altura, muchos por falta de esperanza esperan cobrar la indemnización para invertir en un emprendimiento.

La mayoría de los empleados tienen más de 20 años trabajando en empresa. Y para colmo, aquellos que fueran reincorporados perderían la antigüedad laboral.

Desde hace 27 años, Fabián es empleado de Cresta Roja y ahora espera ser reincorporado. Según le comentó al periodista Marcelo Massimini del programa radial “Parados de Cabeza” de AM Estación 820, “desde la empresa (que la opera provisoriamente) tratan de ganar el concurso de la licitación y prometieron que, al poder comprarla para activarla, iban a meter una tanda de gente”.

La Justicia convocó hace dos semanas a una licitación para el 16 de octubre. El resultado será que la empresa, cuyo precio base es de US$ 110 millones y es operada ahora por un consorcio, tendrá nuevo dueño. En la licitación que lanzó la jueza Valeria Pérez Casado se consignó que quien la gane debe asumir el compromiso de incorporar a los ex trabajadores de Rasic Hermanos.

Actualmente, la planta está trabajando con el 60% de los trabajadores. Asimismo, los empleados comentan que la producción “no aumenta” y siempre “se mantiene en el mismo nivel”. Por ende, las ventas son pocas: “no hay muchas esperanzas que puedan levantar la producción para que a nosotros nos vuelvan a llamar a trabajar” manifestó Fabián.

Viven en medio de la incertidumbre y “sin el apoyo del gremio”.”Los delegados mismos que ganaron por votación, parece que nada más representa a la gente que entró y los que estamos a fuera estamos a la deriva”. Los trabajadores de Cresta Roja están afiliados al sindicato de la alimentación. “En su momento en épocas de cortes en la autopista y en el centro hasta ahí había acompañamiento del sindicato. Pero luego de esto ya no”.

Las indemnizaciones que estarían recibiendo algunos trabajadores “son pagadas con plata que sale de los bolsillos de los operadores de la empresa”. Según Fabián, se ve una cierta “connivencia” entre la jueza Pérez Casado, que está llevando la causa, y los nuevos operadores: “Estaba pactado que para junio la venta de la empresa y ellos pidieron una prórroga de tres meses más y se la dieron”, explicó.

Coment� la nota