Crece la tensión en la CGT por desactivar el paro contra el Gobierno

Crece la tensión en la CGT por desactivar el paro contra el Gobierno

Héctor Daer negó una ruptura de la central obrera unificada, pero Pablo Moyano podría renunciar hoy; críticas de las CTA y los piqueteros

 La decisión de desactivar el primer paro contra Mauricio Macri no parece haber sido gratis para la CGT unificada. Desde la central obrera salieron hoy a negar una ruptura de la central obrera, en medio de la amenaza de Pablo Moyano de renunciar.

Además, el triunvirato gremial recibió críticas por parte de las CTA, que no fueron convocadas a la mesa de diálogo con el Gobierno y los empresarios, y de las organizaciones piqueteras que recientemente se acercaron a Azopardo.

Fue Héctor Daer, uno de los tres secretarios generales de la CGT, quien admitió hoy que a partir del compromiso del Gobierno de otorgar un bono de 1000 pesos y acotar el pago de Ganancias "por supuesto" que el paro quedó desactivado.

A continuación, el también diputado nacional massista tuvo que descartar una "ruptura" de la central obrera y cruzó al camionero Pablo Moyano, quien tildó de una "vergüenza" el convenio alcanzado.

"Pablo es un dirigente que tiene esa costumbre de adjetivar permanentemente los actos. Respeto las expresiones, [pero] no hay lugar para una ruptura, a nosotros nos costó mucho la unidad", afirmó Daer en radio Nacional.

Como dio a conocer LA NACION en su edición impresa, Moyano podría renunciar hoy a su cargo de secretario gremial de la central obrera unificada. La posible renuncia del hijo de Hugo Moyano podría generar un efecto cascada en los otros dirigentes moyanistas que integran la central unificada que surgió el 22 de agosto pasado. Unos 14 dirigentes de los 37 del consejo directivo provienen de lo que era la CGT del camionero.

Las críticas a la CGT también llegaron desde afuera del edificio de Azopardo, como de las CTA y las organizaciones piqueteras. Ni la central obrera de Hugo Yasky ni la de Pablo Micheli fueron convocadas por el Gobierno al diálogo tripartito con los empresarios para la semana próxima.

"Esta es una claudicación de la CGT. Vamos a discutir las CTA y otros gremios una jornada de lucha", alertó Yasky en radio Del Plata. "Hay una cantidad importantísima de gremios que no aceptan humillar a los trabajadores de esta forma", agregó.

"Por eso afirmamos que el paro es justo, urgente y necesario; y desde las organizaciones sociales convocamos a manifestarnos contra todas las medidas que se han tomado durante este año en detrimento de los derechos de los que menos tienen", expresó Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, agrupación aliada a la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP, ligada al Movimiento Evita).

Comentá la nota