Crecen dudas y sospechas sobre el “comprador fantasma” de Alpesca

Crecen dudas y sospechas sobre el “comprador fantasma” de Alpesca
En la jornada del lunes se llevó a cabo una nueva reunión en el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) con motivo del cierre de la empresa Alpesca S.A. De la misma participaron el Secretario General del gremio Luís Núñez, acompañado por la comisión directiva de la organización; el Intendente de la ciudad, Ricardo Sastre; y concejales del Partido Acción Chubutense (PACh). A esto se le sumó la gran afluencia de trabajadores de la fábrica, que a diferencia de reuniones anteriores, esta vez se presentó una gran cantidad de empleados.

Si bien la asamblea, programada para las 10 horas, fue a puertas cerradas por lo que la prensa no pudo ingresar al recinto; trascendió que lo que se estipuló en la misma fueron los tres posibles compradores que se barajan al momento de pensar en el traspaso de la empresa, el disgusto de los trabajadores por el tiempo perdido sin tener soluciones, el pago de subsidios por parte del Estado Provincial, y la continuidad laboral.

Al término de la reunión, el Jefe Comunal se prestó para dar declaraciones sobre los alcances de lo debatido, afirmando que la situación es crítica y que la solución no será en corto plazo. “Hay tres posibles compradores, entre ellos aparece la figura de Federico Otero, un empresario pesquero con influencias en la ciudad de Mar del Plata y en Rawson. Lo que se dispuso es citarlo para el día sábado para que le cuente a los trabajadores cuál es su plan para reactivar la fábrica y de qué manera saneará la deuda que esta mantiene”.

Según explicó el intendente, Otero ya mantuvo reuniones con la Ministro de Agricultura, Ganadería, Bosques y Pesca de la Provincia Gabriela Dufour, por lo que demuestra su interés por la adquisición de la empresa. “Si bien por el momento no tenemos antecedentes de él como empresario, la justicia se encargará de investigar y en caso de que esté todo en condiciones se evaluará el traspaso”.

Aunque Sastre lo negó, se supo que hace algunas semanas Otero habría mantenido comunicación telefónica con él para expresarle sus intenciones de comprar Alpesca. Además ya mantuvo reuniones con Omar ‘Cura? Segundo y Nicolás Seoane, a lo que éstos le habrían dicho que no hay inconvenientes para el traspaso de la empresa. No solo se comunicó con ellos, sino que durante el viaje que los sindicalistas realizaron a la ciudad de Buenos Aires, previo a la entrevista con la Viceministro de Trabajo de la Nación Noemí Rial, Otero llamó por teléfono a Luís Núñez y le expresó que no tenía problemas en poner el dinero necesario para reactivar Alpesca.

Otero no estuvo presente el la asamblea del lunes, quien si lo hizo fue un contador en representación del supuesto empresario, quien expuso el deseo de tomar posesión de la fábrica y darle continuidad laboral a todos los empleados. Luego de hacer cuentas y responder preguntas, se pasó a un cuarto intermedio, para luego concluir con el pedido para que el día sábado 4 de enero a las 10 horas, Federico Otero se presente en el STIA y hable con los trabajadores.

La historia de siempre

Durante el cuarto intermedio, los empleados de la empresa pesquera admitieron su preocupación y descreimiento sobre el “salvador” que pretendería hacerse cargo de la firma pesquera. Y, esto guarda relación directa con los frustrados intentos de enderezar la compañía tras el desprendimiento del paquete accionario de Irvin&Johnson.

Nadie conoce el “ADN empresarial” de Otero, no se saben de sus antecedentes, ni de sus anteriores “éxitos” en la actividad privada.

Cuando fueron consultados sobre los temas que se trataban la mayoría afirmó que no se entendió nada de lo que se intentó decir, en la primera reunión donde un contador se presentó en calidad de “vocero” del comprador sorpresa. “Es la misma historia de siempre, vienen y analizan la forma de salvar la empresa, pero nunca se toma ninguna decisión” expresó uno de ellos.

“Llevo 30 años trabajando en la pesca, he conocido a mucha gente, sin embargo a Federico Otero no. Dicen que es un empresario conocido, pero en Rawson no lo conoce nadie” manifestaba un trabajador desconcertado con la situación.

Nadie conoce a Federico Otero

La aparición en escena del supuesto empresario pesquero no hace más que confirmar lo que El Diario de Madryn había publicado hace varias semanas. Luego de la asamblea del lunes, corrieron diferentes versiones. En primer lugar, desde el municipio se dijo que era un empresario de Puerto Rawson, sin embargo después se indicó que era proveniente de Mar del Plata. En titular del STIA, por su parte sostiene que nunca escuchó de él antes, por lo que será una incógnita.

Lo cierto en todo esto es que lo más cerca que Otero ha estado de la pesca fue cuando trabajó como empleado en una planta de la ciudad de Rawson, y en algunas incursiones en empresas de Mar del Plata a través de vínculos familiares.

En el STIA sostienen que Otero guardaría vínculos con el abogado defensor de Omar Segundo, y habría sido este quien lo contactó con el presidente de Alpesca; esto alimenta sospechas y descrédito entre los trabajadores, hartos ya de que se les intente vender espejos de colores, o quedar en el medio de operaciones orquestadas para vaciar la pesquera.

“Dice que no tiene problemas en poner 400.000 millones, por lo cual la justicia deberá investigar de dónde proviene el dinero, porque hay que terminar de una vez con las especulaciones y ser transparentes”, afirmó el intendente Ricardo Sastre quien tomó el anuncio con cautela e instó a que se analice concienzudamente las posibilidades reales que tiene este inversor para no repetir la historia con otro fracaso.

Comentá la nota